ASESINATO MÉXICO NIÑA
sdsfsdf | Fuente: Fiscalía de México

La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México anunció este miércoles la identidad de los dos sospechosos del secuestro y el asesinato de Fátima, la niña de 7 años que apareció muerta la semana pasada en una bolsa de basura al sur de la capital. La FGJ difundió los rostros de Mario Alberto Reyes Nájera y Gladis Giovana Cruz Hernández, que sería quien sustrajo a la niña a la salida del colegio.

Estas identidades fueron reveladas tras el registro en el día de ayer de una vivienda en la calle San Felipe de la alcaldía Xochimilco, la zona en la que residía la menor, informó en rueda de prensa el portavoz de la FGJ de la capital, Ulises Lara. Lara sostuvo que, a tenor de las pruebas, hay una relación "cercana" entre los dos sujetos, porque hay evidencias de que los dos estuvieron en ese inmueble y que se puede "deducir" que pudieran tener una relación sentimental.

La orden de aprehensión sobre los dos sospechosos se dará "en las próximas horas", tras cumplir el debido proceso, aunque el vocero se dijo convencido de que ya están huyendo. Ambos se enfrentarían a una pena de entre 80 y 140 años de prisión, aclaró el funcionario, ya que la fiscalía trata el delito como uno de "privación de la libertad con la finalidad de hacer daño".

Investigación del crimen

"Estamos hablando de esa pena máxima porque estamos hablando de un caso donde se relaciona una menor, mujer, feminicidio, todos los actos de violencia y sustracción. Eso es lo que estamos integrando", precisó Lara. La investigación pericial llevada a cabo este martes en ese domicilio arrojó "diferentes indicios como identificaciones, fotografías, ropa y otros objetos personales" que demuestran que la niña "estuvo allí".

"Se encontraron objetos personales. Tenemos huellas, tenemos manchas, tenemos datos que son procesados químicamente", dijo el portavoz, quien calificó el de ayer como "un avance muy significativo" en las pesquisas. En otra rueda de prensa, celebrada de manera casi paralela, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que la mujer sospechosa sería muy posiblemente "conocida" de la familia.

Sheinbaum informó de que el sábado los señalados por la FGJ dejaron la casa que alquilaban y esperó que, tras publicar las fotos de los presuntos responsables, la ciudadanía ayude en este caso que "duele tanto a la Ciudad de México y a todo el país".

Además, la jefa de Gobierno aseguró que las autoridades capitalinas están en contacto con la familia para proporcionar todo el apoyo que pueda necesitar tras la tragedia. Indicó también que se están reforzando las medidas de seguridad en las escuelas para evitar que se repitan casos como este, que ha conmocionado al país.

(Con información de EFE)