La cumbre del G20 en Argentina recibe a los líderes mundiales que llegan con escándalos

La cumbre del G20 se realizará entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en Argentina. Los protagonistas de este evento internacional llegan envueltos en varias polémicas por cuestiones políticas, económicas y conflictos bélicos. 

Los presidentes de EE.UU., Donald Trump; de Rusia, Vladímir Putin; de China, Xi Jinping; y la canciller alemana, Angela Merkel; son algunos de la decena de líderes mundiales que participarán en la cumbre del G20 que se realizará en Argentina, teniendo como anfitrión al presidente de ese país, Mauricio Macri.

Este evento internacional se realizará entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en la capital argentina de Buenos Aires, donde se han reforzado las medidas de seguridad para la llegada de los protagonistas de esta cumbre, quienes llegan envueltos en varias polémicas por cuestiones políticas, económicas y conflictos bélicos.

Argentina y la crisis económica

El presidente de Argentina, Mauricio Macri recibe a los líderes de las potencias globales, mientras su país, la tercera economía de América Latina, atraviesa una profunda crisis económica, con una inflación anual de 45% y una recesión que lo ha debilitado.

En un contexto de crisis del multilateralismo, la presidencia argentina del G20 espera encontrar puntos de consenso para la declaración final.

Arabia Saudita y el asesinato de un periodista

El príncipe saudí Mohamed bin Salmán llega precedido por el escándalo de la muerte del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul, que opaca su imagen internacional.

La ONG Human Rights Watch pidió a Argentina procesar al príncipe heredero por este tema y por la guerra en Yemen. En Buenos Aires, se reunirá por primera vez con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

Estados Unidos frente a China y Rusia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llega a Buenos Aires con "buenas posibilidades" de alcanzar un acuerdo con su homólogo chino, Xi Jinping, para bajar el tono a la guerra comercial entre ambas potencias. En septiembre, EE.UU. impuso un aranceles a productos de China, que aplicó medidas recíprocas a importaciones estadounidenses.

Aunque hay prevista una reunión de Donald Trump con el presidente ruso, Vladímir Putin, en Argentina, el mandatario estadounidense no ha descartado que se suspenda. Sobre todo ante las tensiones entre Rusia y Ucrania. "Quizá no tendré la reunión (con Putin). Quizá ni siquiera tendré la reunión. No me gusta esa agresión (rusa contra Ucrania). No quiero esa agresión en absoluto", indicó en una entrevista al diario The Washington Post.

Rusia: Siria y las tensiones con Ucrania y EE.UU.

Con una economía estabilizada desde la crisis de 2014-2015, el presidente Vladimir Putin será también figura clave, pues su país está en el centro de los principales problemas internacionales: la guerra en Siria, la crisis con Ucrania o las tensiones ruso-estadounidenses.

En medio de la escalada entre Moscú y Kiev, se espera con impaciencia saber si se concreta su encuentro con Trump. Pese a que el Kremlin ha informado que la reunón será el 1 de diciembre, el presidente estadounidense no lo ha confirmado. Rusia llega bajo tensiones con Ucrania luego de un incidente que se registró en el estrecho de Kerch.

China, protagonista del G20

El presidente chino, Xi Jinping, será uno de los protagonistas clave: se reunirá con Donald Trump en medio de una escalada de represalias arancelarias entre Pekín y Washington que sacude a la economía global. 

Xi defiende el multilateralismo y se opone al proteccionismo. Pero estadounidenses y europeos denuncian los muchos obstáculos que enfrentan sus empresas establecidas en el gigante asiático, así como prácticas desleales.

Francia, Reino Unido y Alemania

En un G20 que parece "conflictivo", el presidente de Francia, Emmanuel Macron se esforzará por avanzar en una reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y preservar el Acuerdo de París sobre el clima, a pesar de que las tensiones entre China y Estados Unidos pueden dominar la cumbre. Su reunión con Trump promete ser fría.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May probablemente tendrá su cabeza en Londres, donde enfrenta una votación crucial en el Parlamento sobre el acuerdo para el Brexit. En caso de salir de la UE, Londres depende mucho de un acuerdo de libre comercio con su aliado Washington.

A diferencia del anterior G20 de Hamburgo en 2017, la canciller alemana, Angela Merkel, está más débil en la escena internacional, sobre el final de su ciclo político. Consciente de su economía exportadora, Merkel, opuesta a cualquier medida que pueda socavar el libre comercio, debería defender una vez más el multilateralismo en Buenos Aires.

México, Brasil y Chile

El presidente de México, Enrique Peña Nieto entrega el cargo el 1 de diciembre al izquierdista Andrés Manuel López Obrador. Pero no pasará desapercibido, pues al margen de la cumbre se espera la firma del nuevo tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, que reemplaza al TLCAN. Además, su país es escenario de una ola migratoria centroamericana, que avanza hacia Estados Unidos.

Quien irá a Buenos Aires es el impopular mandatario de Brasil, Michel Temer, ya de salida. Todos los ojos están puestos en el presidente electo de ultraderecha Jair Bolsonaro, quien asumirá el 1 de enero con un gobierno ultraliberal, que se espera dé la espalda al multilateralismo. Aunque fue invitado por Temer al G20, el futuro mandatario de la primera economía de América Latina declinó por razones de salud.

El presidente derechista chileno, Sebastián Piñera, un multimillonario empresario, defiende a ultranza el libre comercio y se opone a toda forma de proteccionismo. Se ha propuesto fortalecer la economía digital y la sociedad del conocimiento y la información. Chile asiste al G20 como país invitado.

(Con información de AFP)


¿Qué opinas?