FRANCE-HEALTH-VIRUS-VACCINE
Una enfermera suministra la vacuna de Pfizer-BioNTech en el hospital Hotel-Dieu en París. | Fuente: AFP | Fotógrafo: SAMEER AL-DOUMY

El gobierno francés hacía frente este lunes a una lluvia de críticas por la lentitud de su campaña de vacunación contra la COVID-19, que avanza a paso de tortuga en relación a otros países europeos.

"Se están burlando de nosotros. Hoy en día vacunarse es más complicado que comprar un auto", denunció Jean Rottner, presidente de la región Gran Este, una de las más afectadas por la pandemia.

"Estamos hoy frente a un escándalo de Estado", añadió Rottner, miembro del partido de oposición de derecha Los Republicanos (LR). "Las cosas deben acelerarse", urgió.

"Somos el hazmerreír del mundo. Fracasaron en las mascarillas, en los controles fronterizos, (...) y vacunamos en siete días a 450 personas. Es vergonzoso", dijo por su parte el vicepresidente del partido de extrema derecha francés RN, Jordan Bardella.

Francia comenzó a vacunar el 27 de diciembre en las residencias de ancianos. Pero hasta el 1 de enero apenas 516 personas habían recibido la vacuna, en comparación con más de 200.000 en Alemania, en el mismo período, y alrededor de un millón en Reino Unido.

Aunque el gobierno asumía hasta ahora este arranque "prudente", el portavoz del gobierno, Gabriel Attal, anunció el domingo una aceleración en la llegada semanal de las vacunas y en la transferencia de las dosis a las residencias de ancianos.

Según el semanario Le Journal du Dimanche el gobierno decidió pisar el acelerador después de que el presidente Emmanuel Macron expresara a varios miembros de su gabinete su descontento sobre la lentitud de la campaña.

Sobre la vacunación contra el covid-19 "estamos a un ritmo de paseo en familia, lo que no está a la altura ni del momento ni de los franceses", indicó la publicación, que cita palabras de Macron pronunciadas en privado.

"Estoy en guerra por la mañana, a mediodía, por la tarde y por la noche", dijo el mandatario francés, que se recuperó hace poco de la covid-19. "Espero el mismo compromiso de todos. Esto no es suficiente. Debe cambiar rápida y fuertemente". (AFP)