Tras el encuentro multilateral entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y los jefes de Estado de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el mandatario Alan García se mostró satisfecho respecto a dicho encuentro al que calificó de "muy fraternal" y lleno de "seguridad y confianza", informó RPP.

El presidente expresó que existe una expectativa respecto a la vocación social del líder demócrata y a la regulación que su gestión viene haciendo respecto a la crisis. Por ello, indicó García Pérez, Obama comprenderá la enorme importancia de Latinoamérica para los Estados Unidos.

"De eso estamos convencidos y lo voy a plantear así, Sudamérica y Unasur tienen una fuerza fundamental, si así lo reconoce el gobierno norteamericano, para ayudar a la crisis dentro de Estados Unidos", indicó.

El mandatario subrayó que existen 45 millones de latinos en la primera superpotencia mundial, por consiguiente tiene una relación más cercana a la que tiene con Europa y Asia.

"Si Estados Unidos reconoce el peso de Latinoamérica dentro de sí mismo podremos avanzar a una mejor relación", apuntó.