Foto: Wikimedia
Theodore Van Kirk, el único tripulante con vida del avión Enola Gay, que lanzó la bomba sobre Hiroshima hace 65 años, señaló que volvería a realizar la misión si es que estuviera en esta situación.

"Bajo las mismas circunstancias, sí, lo haría (volver a lanzar la bomba). Estuve orgulloso de estar en el Enola Gay. La Guerra terminó el 14 de agosto. No sé cuando habría acabado la guerra si no hubiésemos lanzado las bombas", dijo en una entrevista concedida hace unos meses al diario británico The Guardian.

En tal sentido Van Kirk opinó que la bomba atómica fue la "forma más humana" de terminar la Segunda Guerra Mundial.

Van Kirk tiene 89 años y es el último sobreviviente de los 11 tripulantes que pilotearon el Enola Gay el 6 de agosto de 1945.