Este tipo de tratos entre la policía y los activistas se han convertido en un hecho cada vez más frecuente en las últimas semanas a medida que las protestas se vuelven cada vez más violentas. | Fuente: AFP

La Policía cargó este sábado contra manifestantes prodemocracia que habían erigido una barricada en el este de Hong Kong, poniendo fin a una calma relativa de diez días en la excolonia británica.

Hong Kong, región semiautónoma del sur de China, vive su mayor crisis política desde su retrocesión en 1997, con acciones casi diarias en la que los manifestantes denuncian un retroceso de las libertades y la creciente injerencia de Pekín.

En medio de enfrentamientos con la Policía, manifestantes tumbaron una farola inteligente para evitar ser reconocidos por las autoridades. En las imágenes difundidas por diferentes usuarios de Twitter, se observa como un grupo de jóvenes utilizan una sierra eléctrica para lograr su cometido.

Los manifestantes utilizaron máscaras y paraguas para cubrir sus identidades. Ante estos hechos, la Policía respondió con bombas lacrimógenas, desatando un violento enfrentamiento.

La excolonia británica es escenario desde junio de manifestaciones contra un proyecto de ley que autoriza las extradiciones hacia la China continental, donde la justicia está bajo la influencia del Partido Comunista.

El proyecto de ley fue suspendido por las autoridades locales de Hong Kong, pero el movimiento de protesta amplió rápidamente sus reivindicaciones para pedir más democracia, en una ciudad donde los jóvenes enfrentan el alza del costo de la vida y dificultades de hallar empleo.

Las manifestaciones inicialmente fueron pacíficas, pero a partir de julio degeneraron en duros enfrentamientos entre radicales, que arrojaban piedras y ladrillos, y las fuerzas de seguridad, que han usado masivamente gases lacrimógenos y balas de goma.

El gobierno chino y los medios oficiales de Pekín acusaron de terrorismo a los manifestantes, mientras crecía la amenaza de una intervención de China.

(Con información de AFP)


¿Qué opinas?