El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, partió al Hospital Militar Carlos Arvelo de Caracas tras ser despedido por grupos de músicos afrodescendientes quienes al ritmo de tambores y cantos de oración africanos le pronosticaron una pronta curación del cáncer que sufre.

"Quiero darle el agradecimiento a todos (...) por estas oraciones, esa alegría, esa pasión, que es el mejor remedio que puede haber, el amor", dijo Chávez desde el llamado "balcón del pueblo" en el palacio presidencial de Miraflores a las comunidades afrodescendientes que le cantaron y rezaron un "bilongo".

La Agencia Venezolana de Noticias (AVN) explicó que un "bilongo" es un acto de fe religiosa y natural desarrollado por descendientes de africanos en distintos lugares de América y el Caribe, con base en conocimientos ancestrales "y el enorme poder sanatorio de las plantas y otros elementos naturales".

Chávez recordó a los presentes que en las próximas horas recibirá la tercera dosis de quimioterapia para garantizar que el cáncer que tuvo no regrese y pueda seguir construyendo "la patria multicolor".

En los últimos días, el mandatario ha insistido en que el cáncer que anunció tener el 30 de junio pasado, ya desapareció y que la quimioterapia solo es necesaria para garantizar la recuperación plena y "blindar el cuerpo contra cualquier amenaza".

"Con el favor de dios, y todos nuestros santos y la magia de la negritud, y el bilongo, la sanación, lo lograremos", reiteró el gobernante quien aseguró que permanecerá hospitalizado por unos cinco días.

"Chávez vivirá por muchos años más", exclamó el mandatario en desde el balcón de Miraflores.

EFE