Al menos cien balazos se dispararon el jueves durante el tiroteo que dejó trece muertos en la base Fort Hood del ejército en Texas, adonde el martes llegará el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para participar de un servicio religioso en memoria de las 30 víctimas.

Nuevos detalles siguen emergiendo sobre la matanza en la gigantesca base militar, presuntamente a manos del mayor Nidal Malik Hasan, un psiquiatra del ejército norteamericano, que estaba desolado ante la perspectiva de ser enviado a la guerra en Afganistán.

Asimismo, se ha dado a conocer la lista de los 30 fallecidos, entre los cuales se encuentra Francheska Vélez, quien tenía el rango de privado (un soldado de rango más bajo militar), una joven latina de 21 años de edad a quien se le había otorgado licencia de maternidad.

Según informa el blog estadounidense LALATE, los fallecidos son:

Michael Grant Cahill, 62, de Cameron
Sargento Justin M. DeCrow, 32, de Plymouth, Indiana
Reservista John Gaffaney, 56, de Serra Messa, California
Spc. Jason Dean Hunt, 22, of Tipton, Okla.
Sargento Amy Krueger, 29, de Kiel, Wisconsin
Soldado de primera clase Aaron Thomas Nemelka, 19, de West Jordan, Utah
Soldado de primera clase Michael Pearson, 21, de Bolingbrook, Illinois
Russell Seager, 51, de Racine, Wisconsin
Pvt. Francheska Velez, 21, de Chicago
Asistente de médico militar Juanita Warman, 55, de Pittsburgh
Spc. Kham Xiong, 23, de St. Paul, Minnesota

Por su parte, la Casa Blanca anunció que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su esposa, Michelle, viajarán el martes a Fort Hood (Texas) para participar en una ceremonia en honor de las víctimas de la matanza.

Está previsto que Obama parta el miércoles hacia Asia, pero Estados Unidos ha pedido a Japón retrasar un día la llegada de Obama, que debía tener lugar el jueves.