Foto: EFE

El jefe del gobierno libio de transición, Abdelrahim Elkib, subrayó hoy el compromiso de las nuevas autoridades por construir un estado democrático y respetuoso con los derechos humanos.

"Estamos implicados en la construcción de una nación respetuosa con los derechos del hombre y que no aceptará violaciones de los mismos", recalcó Elkib.

En rueda de prensa ofrecida en Trípoli, Elkib afirmó que Libia ha conseguido llegar a esta situación nueva "por la voluntad del pueblo libio", en clara alusión a la rebelión contra el régimen del coronel Muamar al Gadafi, que comenzó el 17 de febrero y concluyó el pasado 20 de octubre, con la captura y muerte del dictador.

Elkib manifestó también que las nuevas autoridades libias desean mantener "una relación privilegiada con los países vecinos" y desligada por completo de cualquier vinculación con el antiguo régimen.

"El mundo debe respetar a Libia y sus intereses, como Libia desea hacer con el mundo en aras del entendimiento mutuo", afirmó el nuevo jefe del gobierno libio de transición, un intelectual y hombre de negocios natural de Trípoli.

El jefe del gobierno de transición recalcó la necesidad de construir un tiempo nuevo "sobre la base de la confianza, el respeto y la fraternidad para alcanzar de este modo la estabilidad que tanto desea y necesita Libia".

Elkib fue elegido nuevo jefe del gobierno libio de transición tras la votación llevada a cabo por el Consejo Nacional Transitorio (CNT).

EFE