La Sagrada Familia de Barcelona se llena de turistas tras incendio

Los responsables del Patronato de la Sagrada Familia prevén que durante esta Semana Santa el templo sea visitado cada día por alrededor de 12.000 personas, manteniendo su media diaria.

El templo de la Sagrada Familia, el monumento más visitado de la región española de Cataluña, se llenó de nuevo de turistas hoy, tras el incendio que se produjo ayer en la sacristía, que obligó a desalojar a unas 1.500 personas que había en su interior.

Después de que la basílica, Patrimonio de la Humanidad, ya reabrió ayer por la tarde sus puertas, los turistas volvieron a invadir hoy el templo cámara en mano.

El entorno de la Sagrada Familia ha recobrado su estampa habitual, con autocares aparcados en los alrededores y la sempiterna cola de turistas aguardando su turno para acceder al templo.

La mayoría de ellos desconocían que ayer hubo un incendio provocado que quemó la sacristía -aunque no dañó ni la estructura ni el patrimonio del arquitecto español Antoni Gaudí.

HAGA CLIC AQUÍ PARA VER FOTOS

Los responsables del Patronato de la Sagrada Familia prevén que durante esta Semana Santa el templo sea visitado cada día por alrededor de 12.000 personas, manteniendo su media diaria.

El templo es una obra póstuma del arquitecto español Antoni Gaudí, cuyas inconclusas torres se elevan hacia el cielo de Barcelona.

Sin poder ver terminada su obra, a la que le dedicó los últimos 15 años de su vida, Gaudí, máximo representante del modernismo arquitectónico español, murió en 1926.

El pasado mes de noviembre, durante su visita a España, el papa Benedicto XVI consagró el templo, que adquirió la categoría de basílica menor.

EFE