Miles de niños y adultos visitaron hoy el zoológico de la ciudad de Guadalajara, capital del occidental estado mexicano de Jalisco para conocer al Santa Claus o Papá Noel "acuático", que bucea en una de las peceras del acuario.

Conocido también como el "Acua Claus" el personaje se convirtió en los últimos tres días en la principal atracción en el Zoológico Guadalajara para la actual temporada navideña, dijo a Efe Luis Eduardo Quintero, jefe del acuario.

"Es la primera vez que tenemos a este Santa y ha llamado mucho la atención de los niños, que por lo general imaginan al personaje saliendo de la chimenea", declaró el funcionario.

En medio de algas, piedras y peces conocidos como Catanas, el reconocido personaje, icono de la Navidad, provoca sonrisas, sorpresa y muchas emociones entre los asistentes.

Con el agua a una temperatura de 10 grados centígrados (66 grados Farenheit), para emular el frío polo norte, el Santa Claus se sumerge equipado con mangueras de oxígeno a una pecera e interactúa con los visitantes durante unos 30 minutos.

Al verlo, los pequeños se acercan de inmediato al grueso vidrio que los separa del personaje de barbas y cabello blanco flotantes que, sin palabras, los hace reír y brincar de emoción.

Santa se para de cabeza, simula ir en su trineo, toca una campana dorada, pide a los niños su "cartita" de deseos, les pregunta si fueron buenos, les muestra dibujos para adivinar sus peticiones navideñas y hasta posa para la fotografía del recuerdo.

Encarnar a uno de los personajes más reconocidos de mundo es una tarea difícil no solo por la temperatura del agua sino porque es necesario llevar un traje especial, un cinturón con entre 10 y 20 kilos de peso para lograr bajar hasta el fondo y, ante todo, tener conocimientos certificados de buceo.

Pero este esfuerzo bien vale la pena al ver la reacción de los niños, aseguró, Gerardo Espinoza Sandoval, uno de los tres "Santas" acuáticos del zoológico.

"Es una experiencia que retribuye porque ves la expresión de los niños que te dice que todavía creemos en la magia y porque te hace recordar cuando eras pequeño", declaró el hombre veterinario de profesión.

El éxito del "Santa acuático" ha sido tal que los administradores del zoológico ya piensan en la ambientación y la escenografía que pondrán para el próximo año.

Mientras tanto esperan una mayor afluencia de visitantes entre el 25 de diciembre y el 2 de enero próximo, por el periodo vacacional navideño.

 

EFE