Un terremoto de 6,5 grados en la escala abierta de Richter sacudió esta madrugada las aguas al noreste de la turística isla de Bali, en Indonesia, sin que las autoridades hayan informado de daños materiales o víctimas por el momento.

El temblor ocurrió a 200 kilómetros al noreste de la isla de Lombok y 250 kilómetros al noreste de Denpasar, en Bali, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos, que mide la actividad sísmica de todo el mundo.

Las autoridades no dieron la alarma de tsunami por el seísmo, cuyo epicentro se situó a 508 kilómetros de profundidad bajo el nivel del mar.

Beni Hendrawanto, del Departamento Geológico y Meteorológico de Indonesia, indicó a la prensa local que el terremoto pudo sentirse en la ciudad de Denpasar, pero que no tenía noticia de daños o víctimas.

Indonesia se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que registra unos 7.000 temblores al año, la mayoría de escasa magnitud.

El 26 de diciembre de 2004, un poderoso terremoto originó un tsunami que afectó a una docena de países bañados por el océano Índico y mató a más de 226.000 personas.

EFE