Patrocinan:

Tailandia: Menores rescatados de cueva no podrían viajar a final de Rusia 2018

De acuerdo con los médicos que los atienden los menores continúan evolucionando, pero deben seguir bajo observación por siete días más y así quedaría descartado que viajen a Rusia tras la invitación que les hizo el presidente de FIFA.
Este martes inició la tercera operación para sacar a los últimos 3 niños dentro de la cueva además de su entrenador.
Este martes inició la tercera operación para sacar a los últimos 3 niños dentro de la cueva además de su entrenador. | Fuente: ROYAL THAI NAVY

Los niños rescatados de una cueva en Tailandia deberán quedarse por lo menos siete días en el hospital donde son atendidos, por lo que se perderían la final del Mundial Rusia 2018 a la que fueron invitados por el presidente de FIFA, Giannni Infantino.

De acuerdo con información de The Guardian, cuatro de los menores fueron sometidos a chequeos preliminares y a dos de ellos se les detectó infecciones leves en los pulmones, mientras que uno tenía fiebre.

Invitación

Infantino expresó su solidaridad el último viernes a Tailandia por la situación de los menores y envió una carta a la federación de fútbol del país asiático invitando a los integrantes del club de menores Jabalíes Salvajes a que asistieran a la final de la Copa del Mundo el próximo 15 de julio.

"Si, como todos esperamos, se reúnen con sus familias en los próximos días y su salud les permite viajar, la FIFA estaría encantada de invitarlos a asistir a la final de la Copa Mundial 2018 en Moscú como nuestros invitados", agrega en el documento firmado este 5 de julio.

Tratamiento y precauciones

En tanto, las autoridades sanitarias analizaron la sangre y los pulmones de los menores, además de proveer de forma intravenosa suero para mejorar sus defensas e inyectarles varias vacunas a fin de que se recuperen totalmente.

Sin embargo, aun se toman algunas precauciones como que usen lentes de sol para acostumbrar sus ojos progresivamente a la luz natural, luego de que pasaran dos semanas en la oscuridad total de la cueva.

Además, por el momento solo se les ha permitido rencontrarse con sus padres a través de un vidrio. Aún no pueden tocarlos ni abrazarlos por temor a que sus defensas estén bajas y puedan contraer alguna bacteria.

0 Comentarios