Aún no se ha determinado si el bebé nació muerto o falleció después del parto. | Fuente: EFE/Foto referencial

Un macabro hallazgo se registró en una casa del condado de Yorkshire del Norte en Reino Unido, donde tres hermanos encontraron el cuerpo de un niño cuando limpiaban la casa de su madre fallecida.

Los restos momificados del niño, hermano de los otros tres, fueron descubiertos en febrero de este año; sin embargo, recién se han dado a conocer los detalles de este caso durante una pesquisa judicial,

Según informó el diario británico The Independent, el cuerpo fue hallado en una caja escondida al interior de un armario, ubicado bajo las escaleras de la vivienda. Los peritos examinaron la caja y confirmaron el hallazgo de un infante envuelto en una tela.

Investigación

Posteriores análisis de ADN ratificaron que el niño era hijo biológico de Carol y Melvin Thompson, padres de los tres hermanos que hallaron los restos.

Los detectives precisaron que la tela que envolvía al bebé había sido confeccionada a finales de los años 1950 y principios de 1960. La caja también contenía cartas con fecha de 1968, año en el que se casaron los Thompson. Las misivas no aclaraban las causas de la muerte el bebé.

Melvin Thompson, quien se divorció de Carol en 1996, manifestó a las autoridades que no tenía conocimiento de que su esposa había tenido un hijo antes de los otro tres.

Aún no se ha determinado si el bebé nació muerto o falleció después del parto. Lo que si se comprobó es que los huesos estaban intactos, señaló el perito forense John Broadbridge.


¿Qué opinas?