Foto: Difusi
Un niño de 14 años murió en la mañana de hoy, al caer una roca de 20 toneladas de peso sobre su vivienda, situada en la zona sur de La Paz, como consecuencia de las fuertes lluvias que se registran en Bolivia, informó el secretario ejecutivo de la alcaldía paceña, Javier Zárate.

La casa, ubicada al pie del cerro Colorado en el barrio Amor de Dios de La Paz, estaba habitada por una familia de cinco personas.

Zárate explicó a Efe que el hecho ocurrió a las 07.45 hora local (11.45 GMT), presumiblemente debido a que las intensas lluvias registradas en La Paz remojaron la tierra que sostenía a la piedra, que cayó de una altura de 50 a 70 metros y tiene el tamaño de un vehículo.

Señaló que cuatro de los integrantes de la familia fueron rescatados con heridas menores y llevados a un hospital, en tanto que el adolescente murió de inmediato debido a que la roca cayó precisamente sobre su habitación, mientras dormía.

Según medios locales, la familia es de origen holandés, sin embargo, esta información no ha sido confirmada por las autoridades.

La alcaldía llevó al lugar maquinaria pesada para retirar la roca y, además, inspeccionó el cerro para verificar si existe el riesgo de que otros peñascos se desplomen.

En las últimas semanas hubo deslizamientos de cerros en La Paz a causa de las lluvias, que afectaron a decenas de familias y viviendas, si bien hasta hoy no se habían registrado víctimas mortales en esa ciudad.

Sin embargo, a nivel nacional se cuenta al menos una docena de muertos y más de 28.000 familias afectadas por los fenómenos climatológicos, por lo que el Gobierno de Evo Morales declaró a Bolivia en emergencia nacional.

EFE