Vacunación en África
Las vacunas llegan a través de la plataforma COVAX -impulsada por la OMS para asegurar un acceso equitativo y global a los fármacos. | Fuente: AFP

Tanzania recibió hoy su primer lote de vacunas contra la COVID-19, más de un millón de dosis de Johnson & Johson, convirtiéndose así en una las últimas naciones africanas en sumarse a la inmunización contra el virus, confirmó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el país.

Las vacunas llegan a través de la plataforma COVAX -impulsada por la OMS para asegurar un acceso equitativo y global a los fármacos- y como resultado de una donación de Estados Unidos, que anunció recientemente que donará un total de 25 millones de dosis al continente africano.

Este paso en la lucha contra el virus, que Unicef calificó de "histórico", supone el abandono definitivo por parte de la presidenta Samia Saluhu Hassan del negacionismo que caracterizó la gestión del recientemente fallecido expresidente John Magufuli.

El director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de África (África CDC), John Nkengasong, agradeció a través de Twitter el apoyo de Estados Unidos y subrayó que "debemos luchar contra la COVID-19 colectivamente".

Los fármacos fueron recibidos en el Aeropuerto Internacional Julius Nyerere en Dar es Salam con la presencia de la ministra de Sanidad de Tanzania, Dorothy Gwajima, la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación de África Oriental, Liberata Mulamula, y el embajador estadounidense en el país, Donald Wright.

Estrategia de vacunación en Tanzania

Según recoge el diario local The Citizen, la ministra de Sanidad aseguró este viernes que las autoridades anunciarán próximamente los puntos de vacunación y subrayó que "el Gobierno está comprometido a garantizar que cada tanzano recibe la vacuna de manera gratuita".

Tanzania se suma así a la lista de países africanos que han recibido vacunas a través de COVAX -un mecanismo que supone hasta el momento la principal fuente de suministro de fármacos contra la COVID-19 para el continente- y quedan solo Burundi y Eritrea como las únicas naciones africanas que aún no han recibido vacunas.

Hassan, que se convirtió en la primera mujer presidenta de Tanzania el pasado 19 de marzo, tras la muerte repentina a los 61 años de Magufuli, rompió desde el principio con la deriva negacionista de su antecesor, estableciendo un comité de expertos que recomendó el uso de vacunas y que los médicos trataran a los contagiados.

La muerte de Magufuli fue anunciada el pasado 17 de marzo tras más de dos semanas de ausencia pública, y según las autoridades, se debió a un problema cardíaco, si bien la oposición asegura que el mandatario contrajo la COVID-19.

Desde su llegada al poder en 2015, el mandatario mermó la libertad de prensa y expresión en Tanzania,según denunciaron organizaciones defensoras de los derechos humanos.

EFE


Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

‘Espacio Vital’: ¿Cuánto tiempo dura la inmunidad después de la infección por COVID-19?