En marzo se dio un ataque similar en el cual murieron más de 150 civiles. (Foto referencial) | Fuente: AFP

Al menos 95 personas fueron asesinadas este lunes en un ataque armado al poblado de Sonankoubou de etnia dogon, en pleno centro de Mali, según dijo el Gobierno de ese país, con lo que confirmó los peores presagios sobre una de las mayores masacres de los últimos meses.

De acuerdo con un comunicado oficial, la matanza se cometió en Sobame Da, perteneciente a la comuna de sangha, en la región central de Mopti. Hasta ese lugar llegó un grupo de hombres armados esta madrugada y comenzaron a incendiar las viviendas con sus habitantes dentro, mientras que disparaban a quienes trataban de huir.

El gabinete habla de la autoría de “presuntos terroristas”, pero usa la palabra más bien para calificar la atrocidad de la acción, pues todos los observadores en Mali consideran que se trata de un ataque por motivos étnicos. El Ejecutivo ha enviado refuerzos militares a la región para perseguir a los autores de estos hechos.

Violencia interétnica

La matanza de hoy recuerda a la que en marzo tuvo lugar en el poblado de Ogossagou, también en el centro de Mali, y que se saldó con 157 muertos. En aquel caso se trató de un poblado de etnia ‘peul’ y la autoría se atribuyó a los cazadores ‘donzos’, de etnia dogon que se oponen a los peuls por el control de tierras.

De acuerdo con un reciente informe de la ONU, esta violencia interétnica dejó entre enero y mayo una cifra de 250 muertos, todo ello sin contar la violencia que a su vez perpetran los grupos yihadistas.

La semana pasada el Consejo de Ministros maliense prorrogó hasta mayo de 2020 (ya es la segunda prórroga) el mandato de los diputados del parlamento, al constatar la imposibilidad de celebrar elecciones "regulares y transparentes" por la inestabilidad que azota al país. EFE

Sepa más:
¿Qué opinas?