El tercer encierro duró cuatro minutos. | Fuente: EFE

Catorce personas han resultado heridas, dos por asta de toro, en el tercer encierro de los sanfermines que se han celebrado en Pamplona, que ha durado cuatro minutos.

El causante. Un toro que se ha dado la vuelta unos segundos después de salir de los corrales con la manada ha creado momentos de gran tensión y ha alcanzado a varios mozos.

El astado. El toro, de la ganadería de José Escolar Gil, era el penúltimo de la manada al salir de los corrales y, antes de tomar contacto con los mozos en la Cuesta de Santo Domingo, se ha dado la vuelta y ha regresado sobre sus pasos.

No fue el final. Cuando muchos daban ya por finalizada la carrera, algunos corredores se percataron que faltaba uno de los astados, en ese momento arrancando la marcha todavía en Santo Domingo, donde al ir solo ha tenido ocasión de mirar y embestir contra quienes se encontraban en la parte derecha, donde ha llegado a cornear a un mozo.

Este fue el encierro con mayor cantidad de heridos en lo que va de la festividad. | Fuente: EFE

Contra las normas. Allí, y tras atravesar la plaza del Ayuntamiento escorado a su izquierda, es cuando ha comenzado a protagonizar una carrera que finalmente ha sido noble, ya que pese a estar acompañado por multitud de corredores que incluso han infringido las normas al tocarle el lomo y los cuernos, ha continuado la carrera sin fijarse.

El saldo. En el encierro de ayer, seis personas resultaron heridas, dos de ellas de consideración.

¿Qué opinas?