Centro penitenciario
La madre fue ingresada en la cárcel de Miami, pero al día siguiente fue liberada. | Fuente: Google Maps

La Policía arrestó a una mujer que ingresó a una escuela de Florida, Estados Unidos, y golpeó con una correa a un menor de 13 años que había denunciado haber sufrido acoso y golpes de parte del hijo de ella, pero pago una fianza y se encuentra ya en libertad.

Kady Sewell, de 33 años, que fue ingresada en la cárcel de Miami Turner Guilford Knight, salió el domingo en libertad tras pagar una fianza de 1.500 dólares, a raíz de este hecho ocurrido el jueves en la escuela privada religiosa Bethel Seventh Day Adventist, en Florida City, en el sur del condado Miami-Dade, informó el canal Local 10.

La mujer, que afronta cargos por abuso infantil, interferencia en un centro educativo y entrada sin permiso en una zona de seguridad escolar, fue detenida a raíz de una denuncia hecha por Zendre Pollard, la madre de la víctima, identificada por medios locales como Nehemiah Johnson.

Actos violentos

Tal como lo muestran las cámaras de seguridad del recinto escolar, el día de los hechos Sewell entró al centro educativo con tranquilidad, le gritó a Johnson y empezó a golpearlo de forma repetida con lo que parece ser un cinturón.

El menor resultó herido y con un labio partido producto del impacto con la hebilla del cinturón. "La mamá entra quejándose y maldiciendo a mi hijo, ¡y simplemente lo golpeó en la cara! En su cabeza, su cara, sus brazos", explicó Pollard al medio local NBC 6.

Poco antes de ser atacado, el menor explicó a las autoridades de la escuela que el hijo de Sewell lo estaba acosando (haciendo "bullying") y que en respuesta lo levantó y lo dejó caer sobre sus pies, según recoge Local 10.

Pollard agregó que su hijo sufrió convulsiones cuando era más niño y los golpes en la cabeza, como los que recibió, pueden ser muy peligrosos para él.

La madre, que recibió una disculpa de la directiva de la escuela, ya había logrado días atrás que un juez emitiera una orden de restricción temporal contra Sewell.

EFE