Johnson & Johnson
Talcos de Johnson & Johnson en supermercado. | Fuente: EFE

Las acciones de la compañía estadounidense Johnson & Johnson se desplomaron en la bolsa de Wall Street después de salir a la luz pública una investigación de Reuters, la cual reveló que desde 1971 sabían que sus polvos de talco estaban contaminados con amianto. Un elemento potencialmente cancerígeno.

Como consecuencia de esta noticia, la compañía perdió cerca de 40 mil millones de dólares este viernes, su mayor caída desde comienzos del 2000. Y no solo eso, actualmente afronta 11,700 demandas de personas que aseguran que el producto les provocó algún tipo de cáncer.

Según Reuters, hay menciones de talcos contaminados en informes de 1957 y 1958 de un laboratorio de consultoría. Los contaminantes son denominados como tremolita fibrosa y acidular. Además otros informes científicos de la misma compañía a principios de 2000 usan los términos fibra y varillas para referirse al uso del amianto.

El amianto es un mineral que está compuesto por fibras microscópicas. Se puede hallar en materiales ferroviarios y objetos de construcción naval. 

Dos tribunales de Estados Unidos dictaminaron que la gigante farmacéutica conocía sobre la presencia de amianto en sus productos, mientras que otros dos fallaron a su favor. La compañía en un comunicado asegura que sus talcos son seguros.  

Cáncer de ovario  

En agosto de 2017, un tribunal de los Ángeles de Estados Unidos ordenó a J&J el pago de 70 millones de dólares como indemnización a Eva Echevarría, por no advertir del riesgo de cáncer de ovario vinculado al uso de uno de sus productos. Según Los Ángeles Time, hay más de 4,500 denuncias contra la compañía en todo el país.

Peter Bicks, abogado de J&J aseguró que el polvo para bebés es seguro y no contiene asbesto. Calificó de “teoría absurda de conspiración” la investigación de Reuters y dijo que los documentos que cita refieren a productos de talco industrial.