Julián Castro, exalcalde de San Antonio, anunció sus planes de buscar la Presidencia. | Fuente: Foto: EFE / Video: RPP Noticias

Un latino busca llegar a la Casa Blanca. El abogado de origen mexicano Julián Castro anunció que analiza postular a la presidencia de Estados Unidos para frenar la reelección de Donald Trump.

"Quiero agradecer a todos los que me han apoyado y quiero que sepan que esta mañana he creado un comité para explorar mi candidatura para presidente de los Estados Unidos en el 2020", señaló Castro, precandidato presidencial por el Partido Demócrata.

A sus cortos 44 años, Castro es un reconocido político del Partido Demócrata. En el 2009 fue elegido alcalde de San Antonio, Texas, una de las ciudades más grandes de Estados Unidos.

Y en el 2014 fue nombrado Secretario de Vivienda del gobierno de Barack Obama, a quien dice admirar profundamente. Su hermano gemelo Joaquín es congresista.

Oposición a Trump

El abogado es un férreo crítico de la política de 'mano dura' contra los migrantes del gobierno de Trump.

"Queremos un sistema judicial que nos trate de una manera justa y no basada en el color de nuestra piel", dijo el precandidato presidencial por el Partido Demócrata.

Castro, quien tiene un doctorado en leyes en la Universidad de Harvard, asegura que él es el fiel reflejo de potencial de los hispanos y su aporte al país.

Su abuela llegó de México cuando era una niña y trabajó como empleada doméstica y cocinera. Dos generaciones después él va por la Casa Blanca.

"Cuando yo era niño nunca me imaginé que estaría hablando de esto con ustedes, pero yo creo en el potencial de Estados Unidos", dice.

La respuesta final la dará a conocer el próximo 12 de enero y no será fácil. Tras la victoria legislativa de noviembre los demócratas se muestran optimistas de sacar a Trump del poder.

Pero antes deberán luchar entre ellos para elegir al candidato presidencial. De animarse, Castro podría competir contra el exvicepresidente Joe Biden, el popular congresista Bernie Sanders o la favorita de muchos Hillary Clinton.

¿Qué opinas?