Gato
Gato 'Cotton' antes y después. | Fuente: Facebook de Carmen Morales

Un gato que deambulaba por las calles de Florida (Estados Unidos) visiblemente desnutrido, sucio y lleno de sarna, estuvo a punto de morir ante la indiferencia de la gente. Miradas de lastima y de pesar le dedicaban, hasta que de pronto se topó con una mujer que decidió cambiarle la vida.

"Ni siquiera podía ver o abrir los ojos porque los ácaros eran tan malos. Debe haber sido tan aterrador para él que no pudiera ver. Estaba solo y muy flaco porque no podía encontrar comida", fue la primera impresión que tuvo Carmen Morales, fundadora de Animal Friends Project, al ver el estado calamitoso del felino.  

Carmen que antes ya había rescatado a animales enfermos, especialmente gatos, comenzó a alimentarlo y le suministró antibióticos para frenar la infección. En su casa acondicionó una sala de recuperación y mantuvo al gato en aislamiento mientras lo curaba.

Según Reuters, al principio el animal se ponía tenso e incómodo por la aplicación de las medicinas, pero a medida que surtían efecto, su cuerpo empezaba a relajarse y así fue como poco a poco se ganó la confianza de Carmen y consiguió descansar sin rascarse tanto.

Los amorosos cuidados de Carmen a “Cotton”, como así lo bautizó, comenzaron a arrojar resultados muy alentadores. La actitud del animalito pasó de ser tensa a paciente. Para calmar la picazón e irritación de su piel se le aplicaba aceite de coco y ungüentos.

Carmen había creído que “Cotton” era un gato con ceguera hasta que se llevó una gran sorpresa el día en que por fin abrió los ojos. Era una criatura extraordinariamente bella. Uno de sus ojos era celeste y el otro color avellana.

Cotton atendido por médicos veterinarios.
Cotton atendido por médicos veterinarios. | Fuente: Animal Friends Project
Cotton en buen estado de salud.
Cotton en buen estado de salud. | Fuente: Animal Friends Project