Niño olvidó sus peluches favoritos en un hotel y recibió fotos de sus 'vacaciones de ensueño'

Un niño olvidó sus juguetes en un resort de cinco estrellas en Hawai. Los empleados del hotel decidieron alegrar al pequeño al ofrecer un trato de lujo a los peluches y enviándole fotos de sus aventuras.

Los peluches recibieron un trato VIP en el hotel de lujo. | Fuente: Twitter: @annapickard

Un oso y una foca de peluche obtuvieron unas vacaciones de ensueño luego de que una familia los dejara olvidados en un hotel de lujo en Hawai, Estados Unidos.

Cuando la directora creativa Anna Pickard cayó en la cuenta de que Sutro, el oso de peluche de su hijo, se había quedado en el resort donde habían pasado sus vacaciones, no dudó en escribirles por correo para consultar si lo habían encontrado.

“Había enviado un correo electrónico al hotel la noche anterior. '¿Hay un oso blanco allí?, pregunté, ¿muy amable, responde al nombre de Sutro? Tiene un nuevo amigo, una foca, que había hecho durante el viaje. Probablemente estarían juntos si pudieran encontrarlos'. No teníamos muchas esperanzas”, contó en su cuenta en Twitter.

Afortunadamente, obtuvo una respuesta favorable del resort de cinco estrellas Grand Hyatt Kauai, que no solo le envió de vuelta a los peluches, sino que decidió darles las vacaciones que merecían. Y le enviaron a Anna Pickard las fotografías que dieran registro de ello.

Julien Woerpel, director de limpieza del Grand Hyatt, contó a CNN Travel que el correo electrónico de la madre lo conmovió y se mostró empático con la situación.

"Anna fue muy amable y comprendo perfectamente lo angustiados que pueden estar los niños cuando se dan cuenta de que su oso amigo está desaparecido", dijo.

Woerpel decidió darle un giro alegre a la situación y, con la ayuda de Rachel Bower, la asistente de limpieza ejecutiva del hotel, ayudaron a Sutro y a su amiga foca, bautizada como Kauai, a aprovechar al máximo su estadía prolongada.

Las fotos publicadas en el Twitter de Pickard muestran a los peluches visitando la lavandería, con los empleados que originalmente los encontraron. Luego, pasaron un tiempo en el spa del hotel donde Sutro incluso se hizo una manicura.

Los animales de felpa experimentaron todo lo que el Grand Hyatt tiene para ofrecer, descansando en una elegante cabaña, yendo por pintorescos paseos alrededor del resort y relajándose junto a la piscina.

"Lo llevamos por todo el centro turístico donde conoció al personal, lo ayudamos a hacer jardinería y lavandería, recibieron un tratamiento de spa y finalmente pasaron por registro antes de irse a casa", señaló Diann Hartmann, directora de comunicaciones de marketing del hotel.

También Pickard hizo su parte para alegrar a su hijo y mantener su ilusión. Mientras los peluches aún estaban lejos, explicó a su hijo que su oso había amado tanto el tiempo en Hawai, que había decidido quedarse un par de días más, pero que volvería muy pronto.

¿Qué opinas?