Seis desaparecidos tras choque de aviones militares estadounidenses en Japón

De acuerdo con las Fuerzas Armadas de EE.UU. en Japón, el accidente se produjo durante un entrenamiento programado luego de que salieran del aeródromo de Iwakuni. Solo una persona fue rescatada tras el choque y Japón ha enviado varios aviones para ayudar en la búsqueda.

El acccidente se dio entre un caza FA-18 Hornet y un avión cisterna KC-130 Hércules que salieron del aeródromo de Iwakuni. | Fuente: US Air Force

Seis integrantes de la Marina de Estados Unidos están desaparecidos, luego de que dos aeronaves militares chocaran frente a las costas del oeste de Japón.

De acuerdo con información de las Fuerzas Armadas estadounidenses desplegadas en el país asiático, uno de los siete tripulantes involucrados en el accidente fue rescatado y “está siendo evaluado por las autoridades competentes” en la base aérea japonesa de Iwakuni.

A través de sus redes sociales agregaron que las operaciones de búsqueda y rescate continúan para los seis marines restantes.

Accidente durante entrenamiento

El accidente se produjo poco antes de las 2:00 de la mañana (hora local) a unos 320 kilómetros de la costa del oeste nipón entre un caza FA-18 Hornet y un avión cisterna KC-130 Hércules que salieron del aeródromo de Iwakuni y se encontraban “realizando un entrenamiento programado regularmente”.

Las circunstancias del accidente están actualmente bajo investigación” y por el momento “no hay información adicional”, precisaron las fuerzas armadas de Estados Unidos.

Apoyo japonés

En tanto, el ministro de Defensa nipón, Takeshi Iwaya, comentó a la prensa que el soldado rescatado es uno de los dos tripulantes que viajaban a bordo del caza y que su estado de salud “es estable”. Agregó que han enviado varias aeronaves y tres barcos para apoyar en las labores de búsqueda y rescate.

El titular japonés de Defensa tildó el suceso de "lamentable", pero hizo hincapié en que ahora "lo más importante es rescatar a todas las personas que siguen desaparecidas todavía".

El accidente de hoy se produce dos semanas después de que otro caza FA-18 se estrellara en el mar al sudeste de Naha, la capital de Okinawa (sudoeste), tras despegar del portaaviones de propulsión nuclear USS Ronald Reagan, sin que se produjeran víctimas. EFE

¿Qué opinas?