El expresidente de Estados Unidos George W. Bush tuvo el miércoles, durante el funeral de su padre, un gesto dulce con la ex primera dama Michelle Obama, deslizándole aparentemente un caramelo antes de que comenzara la ceremonia.

Los dos son amigos pese a sus diferencias políticas. El exmandatario dijo que la clave de su amistad fue su sentido del humor. El par suele sentarse juntos durante los eventos públicos. Por ejemplo, durante el funeral del senador John McCain en septiembre, Bush le dio una menta a Michelle Obama cuando estaban sentados juntos. 

Así se vio el momento

Cuando Bush, de 72 años, llegó a la Catedral Nacional para el funeral de Estado de su padre George H.W. Bush, 41º presidente de Estados Unidos, saludó al actual mandatario Donald Trump y a su esposa, Melania, sentados en primera fila.

A continuación, Bush, un republicano, también estrechó la mano del expresidente demócrata Barack Obama y de Michelle Obama, haciéndola sonreír cuando le pasó lo que parecía ser una golosina.

Bush siguió por la fila, dándole un apretón de manos al expresidente Bill Clinton, a la ex primera dama Hillary Clinton, al expresidente Jimmy Carter y a su esposa Rosalynn.

Michelle Obama contó en una entrevista en el programa Today de la cadena NBC sobre el dulce que Bush le había dado en el funeral de McCain.

"Siempre somos compañeros de asiento debido al protocolo", dijo sobre Bush. "Así nos sentamos en todos los actos oficiales, por lo que es mi compinche en cada evento importante en que se reúnen todos los ex".

"Así que estamos juntos todo el tiempo, y lo quiero mucho. Es un hombre maravilloso. Es un hombre divertido", dijo. (AFP)

¿Qué opinas?