Incendio California
Los bomberos de California continúan luchando contra las llamas del monstruoso incendio. | Fuente: EFE | Fotógrafo: John Cetrino

El incendio Thomas se convirtió este viernes en el más grande registrado en la historia de California (Estados Unidos) con un record de más de 110,641 hectáreas de terreno calcinadas. Sus aún imparables llamas, que iniciaron el cuatro de diciembre pasado, han destruido más de mil edificios y aún siguen ardiendo en dos condados.

Los bomberos siguen trabajando para combatirlo. Aunque ya han logrado contenerlo en un 65%, se proyecta que recién se extinguirá totalmente el próximo 8 de enero.

Durante los 18 días que lleva activo, ha arrasado con 765 casas, dañado a casi 300 y amenaza con llegar a unas 18 mil estructuras más en los condados de Ventura y Santa Bárbara. Aunque algunas de las órdenes de evacuación ya han sido lanzadas, varias comunidades siguen sin poder regresar a sus casas a pocos días de Navidad.

Menos destructivo

A pesar de su tamaño, 'Thomas' no se ha convertido en el más destructivo. El incendio que ostentaba hasta ahora el primer lugar, 'Cedar', que arrasó con 110,578 hectáreas en San Diego en octubre de 2003, supera esas cifras: destruyó 2,820 estructuras y mató a 15 personas.

Pero el actual monstruo ha roto otros récords como el de mayor respuesta de personal ante una emergencia de este tipo, con hasta 8,000 bomberos luchando al mismo tiempo contra el fuego.

Además, también pasará a la historia por el extenso gasto que ha implicado: se han invertido casi 130 millones de dólares para combatirlo, sobrepasando (y por mucho), el presupuesto con el que cuenta el Departamento Forestal y de Protección Contra Incendios del país norteamericano.

El gobernador Jerry Brown le pidió a Donald Trump que declare a California como zona de desastre mayor.
El gobernador Jerry Brown le pidió a Donald Trump que declare a California como zona de desastre mayor. | Fuente: EFE | Fotógrafo: John Cetrino