El dato se conoce después de que Bélgica hubiera registrado en 2018 el verano más cálido desde que comenzaron los registros. | Fuente: AFP

Bélgica rompió este martes su récord absoluto de calor en un día de febrero, con 20,2 grados centígrados, después de haber registrado el lunes una máxima de 18,8 grados que batieron las marcas desde que empezaron las mediciones en 1901.

Después de tres semanas templadas y soleadas, una racha anómala para el sombrío y húmedo país centroeuropeo, el meteorólogo del Instituto Real Meteorológico de Bélgica (IRB) David Dehenauw informó en Twitter de que el punto de Uccle, en la región de Bruselas, donde se miden oficialmente las temperaturas en Bélgica, ha batido su récord absoluto.

A mediodía del lunes, el termómetro había marcado 15,7 grados centígrados, lo que ya suponía la temperatura más alta para febrero desde hace 55 años, cuando en 1964 los termómetros marcaron 15,4 grados en el mismo mes.

En la tarde del lunes se superó el récord histórico absoluto para un día de febrero, marcado por los 18,7 grados anotados en 1960 y sin equivalente desde que existen registros.

Los servicios de meteorología de Bélgica prevén también máximas de unos 19 grados el miércoles, antes de que las temperaturas empiecen a caer a partir del jueves y aparezcan los chubascos a partir del domingo.

La temperatura media en un mes de febrero en Bélgica, medida en Uccle, es de 3,7 grados centígrados, mientras que en los 30 días precedentes al pasado domingo los termómetros han registrado una media de 9,2 grados.

El dato se conoce después de que Bélgica hubiera registrado en 2018 el verano más cálido desde que comenzaron los registros, con una temperatura media de 19,8 grados centígrados durante los pasados meses de junio, julio y agosto. (EFE)


Sepa más:
¿Qué opinas?