Europa pide creación de 'coronabonos' para combatir al COVID-19

Idea es de nueve países de la Unión Europea que se ven afectados por la pandemia del nuevo coronavirus que podría dejar una gran deuda y un número alto de desempleo. 

Varios países europeos se ven afectados por esta pandemia que ya cobró la vida de más de 12 mil personas en el mundo. | Fuente: AFP

Ante el avance de la pandemia del nuevo coronavirus, varios países de Europa están buscando soluciones prácticas para combatir el impacto negativo que está dejando el virus en ámbitos económicos y sociales por ello, analizan la idea de crear los famosos ‘coronabonos’.

Este pedido es solicitado por nueve naciones de la Unión Europea (UE) entre los que figuran Italia y España, las naciones más golpeadas por el COVID-19, quienes tienen miedo que la famosa crisis europea se extienda mucho más de lo proyectado por la pandemia que ya mató a más de 12 mil personas en este continente.

"Necesitamos trabajar en un instrumento de deuda común emitida por una institución europea para obtener fondos en el mercado sobre la misma base y en beneficio de todos", detalla parte de la carta emitida hacia el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Junto a los países nombrados, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Bélgica, Portugal, Eslovenia y Grecia son quienes hacen este pedido de urgencia el cual fue rechazado por Alemania y Países Bajos, alegando que este es un reclamo común por parte de los países del sur de Europa desde la crisis de 2008, una situación que generó altos niveles de desempleo y deudas.

"Falso debate sobre motivos ideológicos", fueron las palabras del ministro de Finanzas de Alemania, Peter Altmaier, al ser consultado sobre la idea de la creación de los ‘eurobonos’.

Por su parte, el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, se reunió con 27 ministros de Finanzas de Europa para debatir esta propuesta y aseguró que "no se descartó ninguna solución" para contrarrestar el impacto económico provocado por el nuevo coronavirus pero indicó que los ‘coronabonos’ seguirán en la agenda de las próximas reuniones diplomáticas europeas.

 

¿Qué opinas?