Protestas en Francia
Las manifestaciones se extendieron por numerosas ciudades del país, pero fue de nuevo en París donde fueron más numerosas, con unas 15 000 personas. | Fuente: AFP

Por tercer sábado consecutivo, miles de personas protestaron en Francia contra las medidas adoptadas por el presidente, Emmanuel Macron, para contener la nueva ola de la pandemia de la COVID-19, y reunieron a un mayor número de manifestantes que las dos convocatorias anteriores.

Según los datos del Ministerio del Interior, más de 204 000 personas se manifestaron en el país, frente a las 161 000 de la semana anterior o las 110 000 del pasado día 17.

Las manifestaciones se extendieron por numerosas ciudades del país, pero fue de nuevo en París donde fueron más numerosas, con unas 15 000 personas, y también más tensas, puesto que provocaron algunos roces con las fuerzas del orden.

Las autoridades temían que se repitieran una vez más escenas de violencia en las calles de la capital, lo que motivó un despliegue de 3 000 agentes encargados de evitarlo.

En París confluyeron cuatro convocatorias diferentes, símbolo de lo heterogéneo de las reivindicaciones, que van desde movimientos contrarios a la vacunación hasta quienes se oponen a las medidas de Macron.

Estos últimos están siendo canalizados por el ultraderechista Florian Philippot, antigua mano derecha de Marine Le Pen, excluido de su partido y que ha encontrado en esta causa un trampolín de renacimiento político.

EL CERTIFICADO SANITARIO AVANZA

Las protestas prosiguen en todo el país mientras el Ejecutivo mantiene su plan de contención de la nueva ola, basada en dos ejes, la imposición del certificado sanitario para el acceso a la mayor parte de los lugares públicos y la obligación de vacunarse al personal clínico.

Adoptadas por el Legislativo el pasado lunes, estas medidas deben ser revisadas el próximo jueves por el Consejo Constitucional, antes de entrar en vigor el próximo día 9.

El pase sanitario es obligatorio desde hace unos días para acceder a los centros culturales, pero el Gobierno pretende extenderlo a lugares de ocio, como bares y restaurantes, además de a los transportes de largo recorrido.

El certificado sanitario exige estar inmunizado por vacuna o tener una prueba negativo reciente.

En cuanto a la vacunación de los sanitarios, un tercio de ellos todavía no han recibido la pauta completa, lo que genera preocupación en el Ejecutivo, porque están en contacto estrecho con los pacientes. (EFE)

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿La variante británica de la COVID-19 es más letal? El Dr. Elmer Huerta responde: