Islandia conserva y transmite en vivo la última hamburguesa de McDonald's vendida en su país hace 10 años

McDonald's dejó de existir hace 10 años en Islandia y al enterarse de esto un ciudadano compró la última hamburguesa que vendieron para conservarla. La hamburguesa permanece en exhibición en una casa de huéspedes y según su dueño no ha cambiado mucho desde que la compró.

McDonald's
Hjörtur Smarason compró la ahamburguesa hace 10 años para observar su descomposición. | Fuente: AFP

Diez años han pasado desde que la cadena de comida rápida McDonald’s cerró su último restaurante en Islandia, donde conservan como un tesoro uno de sus menús, que fue comprado por un hombre.

En 2009, McDonald’s decidió cerrar los tres restaurantes que todavía tenía en Islandia debido al hundimiento económico. Al enterarse de esto, Hjörtur Smarason compró un menú el 31 de octubre de ese año y decidió conservarlo dentro de una campana de cristal.

“Decidí comprarlo por el valor histórico que representaba”, dijo a la AFP este responsable de comunicación de una empresa especializada en el turismo espacial. “Había oído decir que la cocina de McDonald’s no se descompone nunca y quería comprobarlo".

Durante la primera etapa de su investigación, Smarason observó si la comida presentaba algún signo de descomposición, pero nada ocurrió. Para el tercer año, al notar un cambio en la composición de la hamburguesa, la donó al Museo Nacional de Islandia.

10 años sin descomponerse

Sin embargo, un especialista del museo eventualmente decidió que las instalaciones no estaban equipadas para preservar la comida, por lo que la regresaron a su dueño, quien la donó al Snotra House, una casa de huéspedes de Thykkvibaer, en el sur de Islandía.

Allí, la lenta agonía de la hamburguesa se puede seguir en directo en internet gracias a una cámara y según el responsable del albergue a diario se realizan 400,000 conexiones para verla.

"Viene gente de todo el mundo (...) sobre todo en verano, para ver la hamburguesa", dice con una sonrisa Sigurdur Gylfason, el propietario del establecimiento.

Explicación

En 2013, para justificar el hecho de que la hamburguesa parece no descomponerse, McDonald's explicó que se necesitan algunas condiciones, como la humedad, que en este caso no se cumplen porque la hamburguesa está protegida.

Un argumento que apoyan los científicos. Sin humedad "los alimentos simplemente se secan", explicó a la AFP Björn Adalbjörnsson, profesor de la facultad de ciencias de la alimentación de la universidad de Islandia.

McDonald's indicó a la AFP que de momento no tiene previsto volver a Islandia, que actualmente es uno de los pocos países de Europa occidental sin presencia de la marca. AFP