Unión Europea insta a autoridades en Santiago a "atender" las demandas del pueblo chileno

La alta representante de la UE para la Política Exterior expresó su confianza de que la democracia en Chile es lo suficientemente fuerte para responder a las demandas de la ciudadanía. Agregó que es necesaria una nueva Constitución con un enfoque más fuerte en la inclusión social.

Las protestas en Chile estallaron el pasado 18 de octubre. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: RODRIGO ARANGUA

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, instó a las autoridades chilenas a “seguir escuchando” y a atender las demandas del pueblo de Chile, sumido desde hace un mes en una crisis social.

"Tenemos plena confianza en que la democracia en Chile es lo suficientemente fuerte como para responder a las demandas de sus ciudadanos", aseguró la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior ante los eurodiputados reunidos en Bruselas.

Según explicó, Chile vive “un momento importante” décadas después de la dictadura y que su democracia “necesita un nuevo contrato social con un enfoque más fuerte en la lucha contra la desigualdad y en la inclusión social”.

Llamado a sector privado

En esa línea, llamó a los actores económicos y al sector privado a “estar dispuestos a cumplir con su parte” y estimó que los actos de violencia cometidos por una minoría” (…) no pueden eclipsar los reclamos de justicia e igualdad”.

Reiteró, además, el llamado de la Unión Europea a una investigación rápida de todos los crímenes y violaciones de los derechos humanos por todas las partes”.

Crisis en Chile

Chile vive una convulsión social desde el 18 de octubre, cuando las manifestaciones contra un alza del transporte derivaron en un movimiento más amplio contra el gobierno de Sebastián Piñera, en un reclamo de reformas sociales profundas.

Las protestas han dejado hasta el momento una veintena de muertos y miles de heridos y continúan pese a que Piñera anunció medidas de carácter social y el inicio de un proceso para cambiar la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

La crisis en Chile, donde se registraron saqueos, incendios y enfrentamientos, obligó al gobierno a renunciar a celebrar en su país las cumbres del Foro de Cooperación Asia Pacífico (APEC) y del clima de la ONU (COP25), así como la final de la Copa Libertadores-2019. AFP

¿Qué opinas?