La popularidad de Bolsonaro aumentó después de que fue apuñalado en el abdomen por un agresor con problemas psiquiátricos en un mitin de campaña a inicios de este mes. | Fuente: Reuters | Fotógrafo: DIEGO VARA

Jair Bolsonaro, candidato presidencial de extrema derecha de Brasil, goza del respaldo de los cristianos evangélicos de su país, quienes lo han ayudado a convertirse en el favorito para la primera vuelta de la elección presidencial del 7 de octubre.

De cada cuatro votantes, al menos uno indica profesar la religión cristiano evangélico. Muchos han sido cautivados por la temprana adopción de Bolsonaro de las guerras culturales y su fuerte discurso contra los homosexuales.

Esos votantes ahora quieren que el excapitán del Ejército encabece un contraataque conservador contra la agenda progresista del Partido de los Trabajadores (PT), que gobernó Brasil durante los últimos 15 años.

Sus partidarios consideran que la elección de Bolsonaro es crucial para poner fin al reconocimiento por parte de la justicia brasileña de las uniones civiles entre personas del mismo sexo, detener el impulso hacia el matrimonio entre homosexuales, el aborto, las drogas y las apuestas.

"La izquierda fue demasiado lejos"

Así lo apuntó el obispo Robson Rodovalho, fundador de la Iglesia Sara Nossa Terra, en Brasilia, que tiene 1.6 millones de seguidores. "Adoctrinar a escolares sobre el sexo le dio asco a mis padres. Hoy estamos viendo una fuerte reacción", comentó.

Al igual que muchos otros líderes evangélicos, está llamando a sus seguidores a votar por Bolsonaro, cuyo nombre del medio es Messias, la palabra portuguesa para "Mesías".

Los jefes de la campaña de Bolsonaro han dicho que los votos de los evangélicos serán decisivos para asegurar la victoria. Se han reunido con líderes religiosos en todo el país para oír su visión de Brasil. El candidato, que se ha casado tres veces, acompaña a su esposa evangélica a la iglesia los domingos, según asesores.

Reuters

¿Qué opinas?