Entre los fallecidos figuran una madre, su bebé y un bombero que trabajaba en el rescate de varias personas en un cerro de Guarujá. | Fuente: EFE

Al menos trece personas, entre ellas un bombero y un bebé, murieron y otras 45 están desaparecidas en el litoral del estado de Sao Paulo, el más poblado de Brasil, debido a las fuertes lluvias que golpean la región desde la tarde del lunes, informaron este martes fuentes oficiales.

Según el Cuerpo de Bomberos, los fallecimientos se registraron en las localidades de Guarujá, a unos 80 kilómetros de la ciudad de Sao Paulo, Sao Vicente y Santos, tres de las ciudades más afectadas por las lluvias que azotan todo el estado de Sao Paulo desde hace semanas.

De acuerdo con el último balance divulgado por las autoridades, el número de desaparecidos aumentó de los cinco inicialmente anunciados a 45 después de que nuevos deslizamientos de tierra fueran registrados.

Entre los fallecidos figuran una madre, su bebé y un bombero que trabajaba en el rescate de varias personas en un cerro de Guarujá, mientras que otro agente está desaparecido.

Los dos bomberos "estaban intentando rescatar a un niño enterrado cuando se produjo un segundo deslizamiento y ellos fueron enterrados también. Uno fue retirado de los escombros, pero ya estaba muerto, y el otro sigue desaparecido", explicó a los periodistas el coronel Max Mena, comandante del Cuerpo de Bomberos.

Entre las víctimas mortales igualmente se encuentra una pareja de ancianos, que murió tras el derrumbe de su vivienda, y una persona que vivía en una residencia de mayores. (EFE)


Sepa más: