Una de las víctimas mortales fue una trabajadora del supermercado. | Fuente: Twitter

Al menos una persona murió y otras ocho quedaron gravemente heridas al ser aplastadas por los enormes escaparates de un supermercado en la ciudad de Sao Luis, Brasil, que se desplomaron en la noche del viernes, en momentos en que el lugar estaba lleno de clientes, informaron este sábado los bomberos.

El accidente ocurrió hacia las 8 de la noche local del viernes en el supermercado Mix Mateus Atacarejo, un enorme supermercado mayorista en Sao Luis, la capital del estado de Maranhao (norte de Brasil), según el Cuerpo de Bomberos.

Los socorristas tuvieron que trabajar hasta la madrugada en la búsqueda de posibles víctimas por debajo de miles de productos que quedaron esparcidos en el piso y de los hierros retorcidos en que quedaron convertidos los al menos cinco escaparates de varios metros de altura que fueron cayendo uno seguido del otro como un dominó.

El Cuerpo de Bomberos informó de que las tareas de rescate se prolongaron por espacio de once horas y que exigieron la movilización de cerca de 170 miembros y de 14 coches y ambulancias del organismo.

Las imágenes del momento del accidente, en que se ve corriendo a decenas de clientes y de empleados del supermercado, así como de los primeros momentos de las tareas de rescate, se convirtieron en las más vistas en las últimas horas en las redes sociales en Brasil.

La única víctima mortal del accidente fue identificada como Elane de Oliveira Rodrigues, una de las empleadas del supermercado.

El grupo propietario de la red de supermercados Mateus cerró todas sus tiendas este sábado en señal de luto, lamentó lo ocurrido y prometió ayuda para las víctimas y los afectados.

Ni los bomberos ni los propietarios del supermercado tienen informaciones hasta ahora sobre la causa del accidente.

EFE

NUESTROS PODCAST

¿La hidroxicloroquina es eficaz para tratar la Covid19? - Espacio Vital

El papel de la hidroxicloroquina durante estos meses de pandemia ha sido y continúa siendo muy estudiado. Formaba parte de las opciones terapéuticas en experimentación con los pacientes hospitalizados por coronavirus, pero al comprobarse que no aportaba beneficio clínico dejó de utilizarse. El Dr. Elmer Huerta dio cuenta de un estudio, que duró 8 semanas, el cual comprobó que dicho medicamento funcionaba como un placebo.