Argentina
El vuelo AR1060 lleva una tripulación de veinte personas para poder realizar la operación, que demorará un total de cuarenta horas, entre la ida y el regreso, sin realizar descanso en el destino. | Fuente: EFE

Un vuelo especial de la estatal Aerolíneas Argentinas partió este martes rumbo a Moscú para traer de regreso al país suramericano un primer lote de la vacuna rusa Sputnik V contra la COVID-19.

El vuelo partió a las 19:58 hora local (22:58 GMT) del aeropuerto de Ezeiza, a las afueras de Buenos Aires.

El presidente de la línea aérea de bandera, Pablo Ceriani, destacó a través de la red social Twitter que este vuelo se concreta luego de un "fuerte trabajo" de los equipos de Aerolíneas Argentinas y de la delegación del Gobierno argentino que viajó a Moscú hace do semanas.

Se prevé que el avión de Aerolíneas Argentinas regrese a Buenos Aires el próximo jueves con unas 600.000 dosis de la vacuna Sputnik V para ser aplicadas a 300.000 personas.

"Es un esfuerzo logístico sin precedentes que requiere una operación mixta. Las vacunas están siendo embaladas en cajas thermobox de la empresa DHL que mantienen la temperatura a 18 grados bajo cero para luego ser trasladadas al país en uno de nuestros Airbus 330", señaló Ceriani.

El vuelo AR1060 lleva una tripulación de veinte personas para poder realizar la operación, que demorará un total de cuarenta horas, entre la ida y el regreso, sin realizar descanso en el destino.

La tripulación está integrada por pilotos, tripulantes de cabina y personal de carga.

"Es un orgullo para todos y todas los que conformamos Aerolíneas Argentinas poder hacer esta operación y seguir realizando nuestro aporte para hacerle frente a la COVID-19", destacó el presidente de la línea aérea.

CONTRATOS DE PROVISIÓN CON ASTRAZENECA

El pasado día 10, Argentina anunció la firma de un acuerdo con Rusia para la provisión de las dosis de la Sputnik V necesarias para vacunar a 10 millones de personas en el país suramericano, cuya población total asciende a unos 45 millones de habitantes.

Aunque el Gobierno de Alberto Fernández ya firmó otros dos acuerdos y busca cerrar contratos con otros proveedores, la vacuna rusa será la primera en llegar a Argentina, donde los casos de la covid-19 ascienden hasta el momento a 1.547.138, de los cuales 41.997 han sido mortales.

El operativo de vacunación se iniciará en momentos en que la curva de positivos ha comenzado a crecer nuevamente luego de que las medidas sanitarias se flexibilizaran en la mayor parte del territorio argentino.

Además del acuerdo con Rusia, Argentina ha firmado contratos de provisión con AstraZeneca, que desarrolló una vacuna junto a la Universidad de Oxford, con la alianza internacional Covax, que depende de Naciones Unidas.

El pasado día 12, una comitiva oficial encabezada por la secretaria de Acceso a la Salud de Argentina, Carlos Vizzotti, y la asesora presidencial Cecilia Nicolini, partió a Moscú para ultimar los detalles del envío de la Sputnik V a Argentina.

En la delegación hay técnicos de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) de Argentina, el organismo oficial que debe aprobar las vacunas para su uso en el país suramericano. 

(EFE)