Botella con líquido inflamable que utilizaron los desconocidos | Fuente: Diario Gente

Dos jóvenes bolivianos murieron a causa de quemaduras infligidas por una turba que les acusó de hurtar un auto. Uno murió cuando era trasladado a un hospital, mientras que su compañero falleció luego de dos días de agonía, informó este jueves una fuente médica.

La multitud flageló y roció con alcohol a los dos varones para luego prenderles fuego el miércoles en el poblado de Entre Ríos, en el centro del país. Una joven que los acompañaba fue liberada por sus captores.

"Los policías intentaron apagar los cuerpos que se encontraban en llamas, pero no les dejaron", relató un testigo no identificado, citado por el diario local Los Tiempos.

El caso

Edson Veizaga (22) murió en una carretera linchado por una turba de unas 700 personas el martes, dijo el comandante regional de la Policía, coronel Alfonso Siles. Su amigo Rodrigo Carvajal (20) quedó con quemaduras de tercer grado en un 80% de su cuerpo, según un parte médico, y falleció este jueves.

Los linchamientos son frecuentes en Bolivia, pues las turbas consideran que hay una rápida liberación de presuntos delincuentes por parte de la justicia. Según estimaciones oficiales, en Bolivia se registran un promedio de 30 linchamientos al año. (AFP)


¿Qué opinas?