Las calles de la ciudad de Caracas y otras partes de Venezuela amanecieron desoladas como pueblos fantasmales en el primer día del Bolívar Soberano. El feriado lo decretó el Gobierno de Nicolás Maduro para poder ajustarse al nuevo tipo de moneda local.

Precisamente el Banco Central de Venezuela decidió quitarle cinco ceros a su moneda local como parte de un plan de "recuperación y expansión económica para mitigar la hiperinflación que golpea los bolsillos de millones de venezolanos.

Desde hoy rige esta medida y deben circulan las monedas de cincuenta céntimos y 1 bolívar junto con los billetes de 2, 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 bolívares soberanos, que antes recibían el nombre de fuertes.La población ha recibido esta noticia con mucha incertidumbre.

“Mucha gente confusa, mucha gente que no domina la cantidad que debe cancelar, cantidad que se maneja en sus cuentas. Por ende ha sido un tanto aparatoso, hay clientes que se le tornan un poco difícil”, dijo el propietario de una bodega en Caracas, uno de los pocos negocios que abrieron este lunes.

Según la agencia EFE dos gasolineras del centro de Caracas cobran hasta 10 veces más que el viernes por llenar los tanques de autos y motocicletas, un precio que sigue siendo casi gratis debido al subsidio estatal a estos hidrocarburos, algo que el Gobierno también planea limitar desde septiembre.

Productos como la gasolina, cuyo precio es tan bajo que llenar un tanque mediano es 700 veces más barato que en el vecino Colombia, han experimentado un aumento de facto este lunes pues los billetes con que se pagaban estos combustibles son de circulación ilegal desde hoy. 

¿Qué opinas?