Hombre carga el féretro de una de las víctimas de la represión en Nicaragua. | Fuente: AFP

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) agregó a Nicaragua en la lista negra de violaciones a los derechos humanos, según su informe anual presentado este jueves, después de que en diciembre un grupo de expertos denunció que en la represión de las protestas se cometieron crímenes de lesa humanidad.

"La CIDH ha seguido con especial atención el progresivo deterioro de la situación de los derechos humanos en Nicaragua, en particular desde el inicio de los actos de violencia ocurridos a partir del 18 de abril de 2018 en el marco de la represión estatal a las protestas", dijo el organismo.

En el informe de este ente autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), Cuba y Venezuela repiten en el apartado de Estados que reprueban en el cumplimiento de los derechos humanos.

La ola de manifestaciones que comenzó como un movimiento contra una reforma de la seguridad social y derivó en un momento de protesta más amplio contra el gobierno fue duramente reprimido con un saldo de 325 muertos, 2.000 heridos y 52.000 exiliados, según organismos de derechos humanos.

El organismo destacó "el uso excesivo y arbitrario de la fuerza policial, el uso de grupos parapoliciales o grupos de choque con la aquiescencia y tolerancia de las autoridades estatales".

También denunció la obstaculización de la atención médica a los manifestantes, detenciones arbitrarias de jóvenes que participaron en protestas, campañas de estigmatización, medidas de censura y amenazas contra líderes de movimientos sociales. La CIDH también señaló la "falta de diligencia en el inicio de las investigaciones respecto de los asesinatos".

Denuncias por violaciones a los derechos humanos en Nicaragua. | Fuente: EFE

Agravamiento en Venezuela

Con respecto a Venezuela, la Comisión constató que durante el 2018 "se han agravado las persistentes situaciones estructurales que afectan los derechos humanos de la población venezolana y que han derivado en una grave crisis política, social, y económica". Para la CIDH en la actualidad "existe una ausencia del Estado de Derecho".

La Comisión indicó que el desarrollo de las elecciones presidenciales de mayo y la prórroga del estado de emergencia agravaron aún más la ya de por sí crítica situación institucional y denunció "la falta de una efectiva separación, independencia y equilibrio de los poderes estatales".

También señaló que "se registraron nuevos y graves episodios de ataques, persecución y encarcelamiento a políticos opositores, disidentes, periodistas, manifestantes", entre otros.

La CIDH denunció que se continúan registrando "muertes en protestas sociales, en un contexto de militarización de la seguridad".  Además la entidad señaló que la grave crisis por la que atraviesa Venezuela, caracterizada por el desabastecimiento y escasez, ha provocado el desplazamiento masivo de migrantes y refugiados del país.

Óscar Pérez fue ejecutado por fuerzas chavistas tras sublevarse contra el régimen de Nicolás Maduro. | Fuente: AFP

Persistencia de las vulneraciones en Cuba

Durante 2018, la CIDH observó en Cuba la persistencia de las vulneraciones al derecho a la libertad, a la seguridad, a la protección contra la detención arbitraria, las garantías judiciales mínimas son objeto los defensores de los derechos humanos, líderes sociales y políticos, y periodistas.

La CIDH citó la opinión de la Secretaría General de la OEA que "la elección del Presidente Díaz-Canel es una 'transición ilegítima', catalogando de 'dictadura' su sistema de gobierno".

En un apartado, la entidad expresó su preocupación "por la permanencia de la pena de muerte como sanción en un número significativo de tipos penales en Cuba".  Con respecto a la libertad de expresión, la Comisión denunció que "Cuba no experimentó cambios sustanciales" y siguió la represión".

 

EFE

 

Miguel Díaz Canel, presidente de Cuba en reemplazo de Raúl Castro. | Fuente: AFP
¿Qué opinas?