Pareja boliviana y su hijo de ocho años fueron asesinados en Brasil: cuñado es el principal sospechoso

Los cuerpos de Jesús Reynaldo Condori, Irma Morante Sanizo y el hijo de ocho años de ambos fueron hallados “dentro de bolsas plásticas” luego de varios días de ser reportados como desaparecidos en Sao Paulo.

Las víctimas son Jesús Reynaldo Condori, de 39 años, su esposa Irma Morante Sanizo, de 38, y su hijo Abner Morante Condori, de ocho. | Fuente: Foto familiar (vía eldeber.com.bo)

La policía de Brasil detuvo a dos sospechosos de haber participado en el asesinato de un matrimonio boliviano y su hijo en el área metropolitana de Sao Paulo. Sin embargo, el presunto autor del crimen, cuñado de la pareja, continúa desaparecido, informaron fuentes oficiales.

La secretaría de Seguridad del estado de Sao Paulo confirmó a la agencia AFP el arresto, el miércoles pasado, de dos hombres de 27 y 33 años de los que no dio más detalles: los medios brasileños afirman que se trata de dos amigos de Gustavo Vargas Arias, cuñado del matrimonio fallecido y supuesto autor del triple asesinato.  "Las investigaciones continúan para localizar y capturar a un tercer sospechoso", concluye la nota.

Vargas también está siendo buscado por la policía de su país, que trata de averiguar si se desplazó a Bolivia tras presuntamente cometer el crimen. El principal sospechoso se encuentra desaparecido desde días antes que la policía brasileña encontrara muertos el martes de la semana pasada a Jesús Reynaldo Condori, de 39 años, su esposa Irma Morante Sanizo, de 38, y su hijo Abner Morante Condori, de ocho, en la localidad de Itaquaquecetuba, en la región metropolitana de Sao Paulo.

El crimen

La policía acudió al lugar tras recibir una denuncia de encierro ilegal de personas, pero al llegar encontraron los tres cuerpos "dentro de bolsas plásticas". La familia se encontraba desaparecida desde el pasado 23 de diciembre.  Según los medios brasileños, Vargas era el inquilino de la casa donde aparecieron los cuerpos y podría haber actuado por un móvil económico, ya que la familia fallecida tenía un negocio de confección.

Algunas de las máquinas de coser de la pareja -que trabajaba desde hacía años en Brasil- fueron encontradas en la vivienda donde aparecieron los cuerpos.  "Llegan informaciones desencontradas. Una de ellas es que sería por dinero. Otra es que el principal sospechoso estaría interesado en los negocios de la familia. Pero todavía no es posible afirmar cuál fue la motivación y no podemos descartar ninguna", explicó el comisario a cargo del caso Eliardo Jordao, al portal de noticias G1.

AFP

Sepa más:
¿Qué opinas?