Vecinos de municipio brasileño expulsaron con "violencia" a venezolanos refugiados

Los residentes de Mucajaí ingresaron a una escuela abandonada donde se refugiaban los inmigrantes venezolanos y destruyeron algunas pertenencias.
La mayoría de inmigrantes venezolanos cruza la frontera con Brasil para dirigirse hacia Boa Vista, capital de Roraima, donde viven unos 40.000 venezolanos. | Fuente: AFP | Fotógrafo: MAURO PIMENTEL

Un grupo de venezolanos que vivían en un refugio en el norte de Brasil fueron desalojados con "violencia" por vecinos de la zona la noche del lunes, informó la policía del estado brasileño de Roraima, limítrofe con Venezuela.

El incidente ocurrió en el municipio Mucajaí, unos 57 kilómetros al sur de la capital Boa Vista, tras la muerte del ciudadano brasileño Eulis Marinho de Souza, de 49 años.

"Luego de que alguien de la comunidad muriera el domingo, varios vecinos iniciaron una protesta contra los venezolanos, quemaron neumáticos y cerraron vías", precisó la Policía Militar de Roraima, señalando que "hubo violencia".

La Policía Militar desconoce las circunstancias en las que murió el residente brasileño el domingo. Los vecinos afirman que fue durante una pelea con dos ciudadanos venezolanos.

Ola de violencia por inmigración 

Durante la manifestación, los residentes de Mucajaí entraron en una escuela abandonada donde se refugiaban los inmigrantes, destruyeron algunas pertenencias, prendieron fuego a otras y expulsaron a los cerca de 50 venezolanos que vivían en el lugar.

La Policía Militar indicó que no hay registro de muertos ni heridos. La seguridad fue reforzada, señalaron.

Este no es el primer ataque que sufren venezolanos en el estado de Roraima. En febrero pasado desconocidos arrojaran un cóctel molotov en una casa en la que dormían trece inmigrantes venezolanos de una misma familia, incluyendo siete menores de edad. Un ciudadano guyanés fue detenido por este caso que fue calificado como "aislado" por las autoridades.

En Brasil, el éxodo de venezolanos se ha presentado sobre todo en el estado fronterizo de Roraima, uno de los más pobres del país y que ha recibido cerca de 40.000 personas del país vecino durante el último año. (Con información de Efe y Afp)

Sepa más:
¿Qué opinas?