Foto referencial
Lluvias torrenciales se han registrado en las últimas 24 horas en Irán | Fuente: EFE

Al menos siete personas han muerto en las inundaciones registradas en varias provincias sureñas de Irán debido a las lluvias torrenciales de las últimas 24 horas, informó este lunes el portavoz de Emergencias iraní, Moytaba Jaledí.

Jaledí explicó que fallecieron cinco personas en la provincia meridional de Hormozgán y dos en la de Bushehr, en el sudoeste del país.

Otras dos personas han resultado heridas en las mismas provincias, según Jaledí, citado por la agencia ISNA, aunque hasta el momento "no ha habido ningún daño en las infraestructuras de la canalización de agua potable".

El Director General de la Gestión de Crisis de Hormozgán, Mehrdad Hasanzadeh, detalló hoy que los cinco fallecidos en su provincia se encontraban en dos vehículos que quedaron atrapados por las aguas y los desprendimientos de tierra y rocas en la montaña.

En Bushehr, el presidente de la Media Luna Roja local, Gholamreza Hayianí, indicó que una joven se ahogó en un valle en la localidad de Dashtestan y otra de la aldea de Souk murió a causa de los desprendimientos en la montaña.

En algunas ciudades y regiones de Bushehr, "en un corto período de tiempo, un gran volumen de agua bloqueó las carreteras", comentó Hayianí.

Algunas viviendas de las zonas afectadas han quedado dañadas o incluso destruidas y sus habitantes fueron alojados en tiendas de campañas.

Las fuertes lluvias de los últimos días han provocado también inundaciones en otras provincias limítrofes como Kerman, Fars y la petrolera Juzestán.

En esta última, un responsable de la Compañía Nacional de Petróleo de Irán, Karim Zobeidi, aseguró ayer que las inundaciones "no han afectado la producción de petróleo".

Irán sufrió en la primavera de 2019 unas inundaciones sin precedentes en 25 de sus 31 provincias que causaron cerca de 80 muertos y daños valorados en alrededor de 2.500 millones de dólares.

EFE