El nitrato de amonio ha sido protagonista de numerosas tragedias -accidentales y criminales- en el mundo.
El nitrato de amonio ha sido protagonista de numerosas tragedias -accidentales y criminales- en el mundo. | Fuente: AFP

Este último martes, las autoridades de Beirut determinaron que la causa de las explosiones en la costa fue el nitrato de amonio, el cual se encontraba almacenado en el puerto de la ciudad. Un elemento químico que ha causado varios accidentes industriales o atentados.

Según el primer ministro libanés, Hasan Diab, las explosiones, que dejaron al menos 73 muertos y 3 700 heridos, fueron causadas por la detonación de 2 750 toneladas de nitrato de amonio.

El nitrato de amonio es una sal blanca e inodora que se utiliza como base para muchos fertilizantes nitrogenados en forma de gránulos, aminonitratos, altamente solubles en agua y que los agricultores compran en grandes bolsas. No son productos combustibles, sino oxidantes.

Su detonación es posible en dosis medias y altas y en presencia de sustancias combustibles o fuentes intensas de calor.

Por ello, el almacenamiento del nitrato de amonio debe seguir estrictas normas para aislarlo de líquidos inflamables (gasolina, aceites, etc), líquidos corrosivos, sólidos inflamables o sustancias que emiten calor, entre otras sustancias prohibidos, según una hoja técnica del Ministerio de Agricultura francés.

El nitrato de amonio ha sido protagonista de numerosas tragedias -accidentales y criminales- en el mundo. Uno de sus primeros accidentes dejó 561 muertos en 1921 en una planta de BASF, en Oppau, Alemania.

En Francia, unas 300 toneladas de nitrato de amonio almacenado a granel en un hangar de la planta química AZF, en Toulouse, explotaron el 21 de septiembre de 2001, dejando 31 fallecidos. La deflagración se escuchó a 80 km a la redonda.

También en Estados Unidos, una terrible explosión en la planta de West Fertilizer, en Texas, dejó 15 muertos en 2013, tras explotar un depósito de nitratos de amonio por un incendio provocado.

Los investigadores cuestionaron la ausencia de estándares de almacenamiento para el producto en la planta texana.

El nitrato de amonio también se puede usar para fabricar explosivos. El 19 de abril de 1995, Timothy McVeigh detonó una bomba hecha con dos toneladas de fertilizante frente a un edificio federal en Oklahoma City, dejando 168 muertos y cerca de 700 heridos.

AFP