Indígenas arrastran en camioneta a un alcalde en México por incumplir promesas electorales

El incidente ocurrió en el estado de Chiapas cuando unos 30 campesinos llegaron a la sede de la alcaldía armados con garrotes.La turba trató de subir al alcalde a una camioneta, pero al resistirse lo ataron de las manos al vehículo y lo pusieron en marcha. 

Los alcaldes mexicanos, particularmente en zonas alejadas de los grandes centros urbanos, son víctimas recurrentes de agresiones tanto por conflictos con vecinos como por la acción de grupos del crimen organizado. | Fuente: Twitter @doktochiapas

Miembros enfurecidos de una comunidad indígena del sur de México asaltaron un municipio y aprisionaron al alcalde, a quien maniataron y luego arrastraron varios metros con una camioneta para exigir que cumpla sus promesas de campaña, informaron el miércoles autoridades y el mismo gobernante.

El incidente ocurrió el martes en Las Margaritas, en el estado de Chiapas (sur), cuando unos 30 campesinos indígenas de la comunidad Tojolabal, que viven en una zona rural del municipio, llegaron a la sede de la alcaldía armados con garrotes.

"Me empezaron a forcejear, a llevar, me ataron de un pie y me sacaron arrastrando de mi oficina hasta la parte de la calle, donde me amarraron", dijo a la agencia de noticias AFP el alcalde Jose Luis Escandón.

Escandón aseguró que entre 50 y 60 campesinos indígenas tomaron por asalto la alcaldía, sometieron a policías y causaron destrozos. "Vinieron (...) ya preparados para llevarse a algunos funcionarios (...) y conseguir lo que siempre han querido ellos: que se les dé dinero", añadió.

La turba trató de subir al alcalde a una camioneta, pero al resistirse lo ataron de las manos al vehículo y lo pusieron en marcha, arrastrándolo decenas de metros frente al local de la alcaldía.

Empleados municipales y policías salieron en defensa de Escandón, registrándose una batalla campal frente a la sede municipal, en la que se usaron garrotes y toda clase de objetos contundentes. La gresca dejó una decena de heridos y 11 detenidos. Tras la trifulca el alcalde fue liberado, evitando que fuera llevado a Santa Rita El Invernadero, zona aledaña donde viven los campesinos.

El fiscal del estado, Jorge Luis Llaven, informó que la violenta protesta se dio "para exigir recursos públicos, sobre todo dinero en efectivo", según la nueva política de ayuda social, que contempla entregar directamente los recursos a los beneficiarios, instaurada por el presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

No es la primera vez que habitantes de Santa Rita El Invernadero realizan una protesta violenta. Hace cuatro meses también vandalizaron la sede del municipio, exigiendo al alcalde que cumpliera sus compromisos de la campaña de 2018. (AFP)

 

Sepa más:
¿Qué opinas?