López Obrador pide al rey de España y al papa que se disculpen por la conquista de México

El presidente de México aseguró que envió una carta al rey Felipe VI y al papa Francisco para que se disculpen por las violaciones a los derechos humanos durante la conquista. Agregó que la llegada de los españoles fue una invasión donde se dieron muchas arbitrariedades.

El presidente de México conmemorará los 500 años de la Batalla de Centla, en la que los indígenas mayas chontales fueron derrotados por las tropas de Hernán Cortés. | Fuente: AFP

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió este lunes al rey de España Felipe VI y al papa Francisco, que se disculpen por los abusos que cometieron los españoles durante la conquista de su país.

En un video compartido a través de su cuenta de Twitter, el mandatario aseguró que envió una carta tanto al rey como al papa, para que den sus disculpas por las matanzas que cometieron los conquistadores en nombre de la religión.

Envié ya una carta al rey de España y otra al papa para que se haga un relato de agravios y se pida perdón a los pueblos originarios por las violaciones a lo que ahora se conoce como derechos humanos. Hubo matanzas imposiciones, la llamada conquista se hizo con la espada y con la cruz”, comentó.

Invasión y perdón de involucrados

López Obrador aseguró que la llegada de los españoles fue “una invasión en la que se cometieron muchas arbitrariedades”. Dijo también que buscarán una reconciliación, pero primero todas las partes deben pedir perdón y asumió responsabilidad por las diversas matanzas contra las poblaciones originarias tras la conquista.

Lo cierto es que fue una invasión y se cometieron muchas arbitrariedades, se sometió a los pueblos que habitaban lo que ahora conocemos como nuestra América, todo el continente nuevo recién descubierto”, dijo.

López Obrador se encuentra en el suroriental estado de Tabasco para conmemorar los 500 años de la Batalla de Centla, en la que los indígenas mayas chontales fueron derrotados por las tropas de Hernán Cortés. EFE

¿Qué opinas?