Rusia dice que son absurdas las acusaciones de que piratearon correos del Partido Demócrata

WikiLeaks filtró 20 mil correos de la cúpula del partido demócrata y en los que se habla de estrategias para debilitar la candidatura de Bernie Sanders en favor de Hillary Clinton. Demócratas dicen que Rusia estaría detrás de filtraciones para favorecer a Trump.
El FBI ya ha iniciado una investigación para determinar quién filtró los correos del Partido Demócrata a Wikileaks. | Fuente: CNN

El Kremlin (Gobierno ruso) tachó hoy de "absurdas" las acusaciones de que Rusia pirateó miles de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (DNC) para luego filtraros a través de WikiLekas y así sabotear la Convención Nacional Demócrata y favorecer al candidato republicano, Donald Trump.

Esto dicen los rusos. "Seguimos viendo intentos de utilizar obsesivamente el tema ruso durante la campaña electoral en Estados Unidos. Estas absurdas noticias ya han sido desmentidas por varias fuentes", dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, que agregó que esto no es bueno para las relaciones bilaterales. Cabe recordar que Julian Assange, fundador de WikiLeaks, dijo que no hay pruebas que refuercen las acusaciones contra Rusia. Asimismo, Peskov negó rotundamente que el asesor de Donald Trump para política internacional, Paige Carter, se reuniera recientemente con el jefe de la Administración del Kremlin, Serguéi Ivanov.

Demócratas culparon a rusos. Tras la filtración de los correos el pasado viernes, Robby Mook, jefe de campaña de la candidata demócrata, Hillary Clinton, dijo el domingo que había recibido información de que "actores estatales rusos irrumpieron en el DNC, se llevaron todos esos correos electrónicos y los filtraron a través de WikiLeaks". Esto con el objetivo de ayudar a Trump, quien ha negado cualquier implicación de su partido y ha responsabilizado directamente a Clinton del escándalo.

¿Qué dicen los correos y por qué perjudican a Clinton? Wikileaks aseguró el viernes tener en su poder 19 252 correos electrónicos del DNC, en varios de los cuales altos funcionarios del partido hablan de estrategias para debilitar la candidatura de Bernie Sanders en favor de Hillary Clinton durante las primarias demócratas en las que ambos compitieron. El escándalo de los correos ha sacudido la carrera electoral en Estados Unidos y el Buró Federal de Investigación (FBI) ya ha puesto en marcha una investigación.

Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin. | Fuente: Internet
El escándalo fue tal que Bernie Sanders presionó a Debbie Wasserman Schultz para que presentara su renuncia a la presidencia del Comité Nacional Demócrata, la cual se hará efectiva el jueves, cuando termine la Convención Nacional Demócrata. | Fuente: EFE
Entre los correos divulgados figura uno enviado el 5 de mayo y dirigido al director de comunicaciones del Partido Demócrata, Luis Miranda, en el que el funcionario de finanzas Brad Marshall sugiere investigar la fe del senador Sanders, que es judío (aunque poco religioso) y de raíces polacas. "¿Cree en Dios? Creo que se ha arriesgado al decir que tiene herencia judía. Creo que he leído que es ateo. Esto podría suponer una diferencia de varios puntos con mi gente que son baptistas del sur", dice el correo. | Fuente: EFE
La idea de los demócratas era proyectar unidad durante la convención, pero el escándalo de los correos ha disgustado a los seguidores de Bernie Sanders. | | Fuente: AFP
Donald Trump aprovechó el escándalo de los correos filtrados del Partido Demócrata para exigirle a Hillary Clinton que renuncie a su candidatura. | Fuente: Getty

 

¿Qué opinas?