Mauricio Macri brindó estas declaraciones ante la Asamblea General de la ONU. | Fuente: EFE

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, dijo este martes ante la Asamblea General de la ONU que la "dictadura" de Nicolás Maduro sumió a Venezuela en una crisis humanitaria "sin precedentes" y pidió a la comunidad internacional usar la diplomacia para lograr que la democracia regrese a ese país.

En su intervención, el jefe de Estado argentino recordó que, desde el inicio de su mandato, a finales de 2015, ha liderado "la denuncia de la gravísima situación de violación de los derechos humanos en Venezuela". "La dictadura de Nicolás Maduro ha sumido a Venezuela en una crisis humanitaria sin precedentes", aseveró Macri.

El presidente argentino advirtió que "el éxodo masivo de millones de venezolanos está afectando gravemente la estabilidad y la gobernanza" de la región suramericana.

"Quiero una vez más convocar a la comunidad internacional para utilizar todas las herramientas diplomáticas y jurídicas disponibles para revertir esta situación, para que Venezuela vuelva a ser libre y democrática", señalo.

En otro tramo de su discurso, Macri dijo que Argentina mantiene la "herida abierta" de la "impunidad" de los atentados de 1992 contra la embajada de Israel en Buenos Aires y de 1994 contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

La comunidad judía local atribuye a Irán y a Hizbulá la planificación y ejecución de ambos atentados.

Macri dijo que Argentina quiere que "todas las personas involucradas en los ataques se presenten ante tribunales argentinos para que puedan ser juzgados y eventualmente condenados". (EFE)


¿Qué opinas?