Nicolás Maduro
Nicolás Maduro fue reelegido el pasado 20 de mayo como presidente de Venezuela hasta el 2025. | Fuente: EFE

Las versiones de que Venezuela enfrenta una crisis humanitaria, que ha empujado a emigrar a cientos de miles, forman parte de un plan encabezado por Estados Unidos para intervenir el país petrolero, denunció el gobierno de Nicolás Maduro.

"Se está construyendo de forma artificial, de forma artificiosa, una matriz para justificar la intervención en Venezuela, y esa matriz se llama crisis humanitaria", dijo la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, a la prensa.

La funcionaria planteó su denuncia tras una reunión con Matthew Crentsil, delegado en Venezuela del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), y Peter Grohmann, representante del sistema de Naciones Unidas en la nación caribeña.

Rodríguez señaló que detrás de dicha estrategia se encuentran el Pentágono, "factores de la Unión Europea" (UE) y los países del Grupo de Lima, fuertes críticos de Maduro entre los que se cuentan Argentina, Brasil, Colombia y México. “Son inmorales al pretender acusar a Venezuela de algo que no existe", sostuvo.

Según la ACNUR y la Organización para las Migraciones (OIM), más de 1,6 millones de venezolanos han emigrado desde 2015, cuando arreció la debacle económica, con escasez de alimentos y medicinas y una inflación que el FMI proyecta en 1.000.000% para 2018.

Un reciente ataque contra migrantes venezolanos en Brasil y regulaciones impuestas a su ingreso en Ecuador y Perú pusieron de relieve las precarias condiciones que obligan a muchos a abandonar el país incluso a pie.

Maduro, confrontado a un enorme rechazo popular por el colapso económico, negó esta semana que en Venezuela haya una crisis migratoria. Su gobierno asegura que miles le han pedido ayuda para regresar desde los países vecinos, donde, dice el mandatario, sufren "xenofobia" y trabajan en condiciones de "esclavitud".

(Información de AFP).