Las 70.300 entradas puestas a la venta la víspera en Tallin, capital de Estonia, para el concierto de Madonna se vendieron en poco más de 24 horas, según hoy informaron los organizadores.

La venta comenzó a las diez de la mañana del jueves y concluyó a las doce de hoy, viernes, dijo el productor Peeter Rebane, citado por la agencia Baltic News Service.

"La demanda de entradas ha marcado un nuevo récord en la historia de este país. El ritmo de compra de billetes rompió la marca que estableció Metallica en 2006, cuando se vendieron en tres días", dijo.

Esta será la primera actuación de la diva del pop en un país báltico.

El concierto se celebrará el próximo 4 de agosto en el marco de su gira mundial "Sticky&Sweet Tour", la octava de la "ambición rubia".

-EFE-