El cantante español Alejandro Sanz llevará este jueves su gira latinoamericana "La música no se toca" a Montevideo, una ciudad a la que el artista considera una "vieja amiga" y en la que actuará después de varios intentos frustrados.

"Hola Montevideo viejo amigo", afirmó el artista en su cuenta de Twitter al aterrizar en la ciudad rioplatense. Sanz tocará este jueves en la Rural del Prado, un recinto distinto al previsto inicialmente, el Estadio Centenario.

Según la producción del espectáculo, pese a que había sido reservado el coliseo deportivo desde noviembre pasado, el partido de fútbol disputado allí el martes entre el Peñarol uruguayo y el Veléz Sarsfield argentino, hizo imposible que se montara el escenario en tan poco tiempo.

No es la primera vez que un concierto de Sanz en Montevideo se topa con problemas, pues en 2007, en el marco de su gira "El tren de los momentos", otro recital fue suspendido en el último momento debido a problemas técnicos con el montaje del escenario, y algo similar sucedió en 1995 y 2004.

Según recordó esta semana el diario uruguayo El Observador, el cantante sí logró en 2001 llevar su gira "El alma al aire" a Montevideo, pero salió a escena tras "largas discusiones" después de que la lluvia del día anterior generara en la producción dudas sobre la viabilidad del espectáculo.

El recital, al que acudieron apenas 5.000 espectadores, se llevó finalmente a cabo "pese a que en un principio el músico no estaba convencido de subir", relató el rotativo.

Como se recuerda Sanz encandiló a sus fans en un concierto en Lima el pasado martes 26.

EFE