Una gran controversia se ha originado por los resultados finales del concurso "American Idol", en su octava temporada.

Y es que representantes de la empresa de telefonía "AT&T" acaban de admitir que le dieron a los seguidores del ganador del concurso Kriss Allen, provenientes de Arkansas (de donde es oriundo el cantante), una ventaja injusta en las votaciones.

Pero, de acuerdo a "AT&T" dicha ventaja no fue la que le otorgó a Allen la victoria.

Este es el comunicado propagado por la empresa:

"En Arkansas, algunos empleados locales de "AT&T" fueron invitados a participar de dos fiestas, en honor a Kris Allen, y organizadas por la comunidad. Ellos llevaron a dichas reuniones una regular cantidad de teléfonos para proveer, a quien quisiera, de demostraciones para enviar mensajes de texto. Pero no creemos que dicho grupo de personas pudo darle una gran ventaja a Kris".

Asimismo, los representantes de "American Idol" declararon no darle mucha importancia a dichos mensajes de texto tampoco; pero la revelación hecha por "AT&T" ha despertado mucha controversia alrededor del concurso más visto en Estados Unidos.